Editor de InmoDiario.
Inmodiario

MÁLAGA.  Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) ya ha insonorizado el 80 por ciento de las viviendas afectadas por el Plan Málaga, que prevé duplicar la capacidad del aeropuerto malagueño, según destacó hoy el diputado malagueño en el Congreso Luis Tomás.

   En este sentido, según consta en una respuesta escrita al grupo socialista en la Cámara Baja, el número de insonorizaciones realizadas asciende a 742 sobre el total de 919, indicaron desde el PSOE a través de un comunicado.

   La gran mayoría de las viviendas sobre las que se está actuando se radica en Málaga capital; mientras que las restantes, que ascienden a 90, se encuentran en el término municipal de Alhaurín de la Torre (Málaga), según señalaron.

   Explicaron que se trata de un programa que se lleva a efecto siguiendo las directrices de la Declaración de Impacto Ambiental de las obras del aeropuerto, que obligó a establecer una huella acústica o sónica con motivo de la ampliación del campo de vuelos y del crecimiento exponencial de la actividad aeroportuaria.

   El diputado malagueño subrayó que el Plan Málaga, que duplicará la capacidad del aeródromo malagueño, ya está ejecutado también en más de un 80 por ciento. "Hablamos de proyectos tan importantes como la nueva terminal, cuya obra civil está finalizando, o la segunda pista", apuntó.

   "Se trata de decenas de actuaciones en aparcamientos, seguridad y nuevas instalaciones por un importe cercano a los 1.600 millones de euros", recordó Tomas, al tiempo que explicó que con las nuevas instalaciones "el aeropuerto tendrá capacidad para atender 74 vuelos por minuto".

   Destacó la importancia de ofrecer "no sólo la mejor calidad y seguridad a los viajeros, sino también procurar que el crecimiento sea compatible con la calidad de vida de los vecinos de la zona". Así, consideró el Plan Málaga "modélico también en este sentido".

   Asimismo, hizo hincapié en la actuación particularizada "en cada vivienda, según las necesidades que se planteen en cada caso". En este sentido, detalló que el importe medio de los trabajos de aislamiento es de 15.500 euros.

   En este apartado, explicó que las soluciones más generalizadas consisten en el doblado del cerramiento existente, aunque indicó que si esta obra presenta dificultades, "se instala un vidrio de mayor espesor y carpintería de mejor calidad a fin de procurar un correcto sellado acústico".

   En algunos casos, incluso, se llega a la sustitución total de los cierres. "Algunas de estas intervenciones están llevándose a cabo sobre techos y cubiertas donde resulta necesario. Por lo tanto, el detalle y el rigor de la actuación queda fuera de toda duda", apuntó.

   Por último, precisó que las 177 viviendas que quedan por abordar "tienen ya su proceso de tramitación avanzado e, incluso, en algunas ya se está iniciando la impermeabilización".