Inmodiario

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, acompañado por el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, ha participado en la presentación del proyecto para la rehabilitación de las Torres Colón.

Un desarrollo que será posible, según ha indicado el alcalde, "gracias al esfuerzo del Ayuntamiento de Madrid por tratar de superar determinadas épocas en las que se ha producido una cierta paralización al impulso y desarrollo de la actividad económica".

El alcalde ha señalado que, con esta rehabilitación, el edificio será un icono de la sostenibilidad en la ciudad de Madrid, "la reducción del consumo de energía prácticamente en un 60%, la autogeneración de energía en un 10% y que el 100 % de la energía sea renovable, va a permitir eliminar prácticamente mil toneladas de emisiones en la ciudad, lo que va a hacer de las Torres de Colón un referente de lo que también tiene que aspirar a ser Madrid, un ejemplo de sostenibilidad."

Almeida ha destacado también el compromiso social de la Mutua Madrileña, propietaria del edificio, con la capital no solo con el patrocinio deportivo, a través de la labor del Foro de Empresas o con esta obra que potenciará "uno de esos espacios emblemáticos que hay en la ciudad".

El nuevo diseño cuenta con el visto bueno favorable de la Comisión para la Protección del Patrimonio Histórico-Artístico y Natural (CPPHAN) del Ayuntamiento de Madrid y reforzará y dará más visibilidad a su estructura interna característica de los edificios suspendidos.

El proyecto de remodelación, el tercero que afrontarán las torres en sus 50 años de vida, ha sido diseñado por el estudio luis vidal + arquitectos y potenciará la solución estructural diseñada por el ingeniero Javier Manterola para proceder a su edificación descendente, que ahora se refuerza y cobra mayor visibilidad con las nuevas soluciones propuestas.

El edificio, por lo tanto, mantendrá la estructura suspendida original en su integridad, modificando el diseño y la arquitectura exterior para adaptarlo a las nuevas necesidades del siglo XXI.

La reforma plantea igualmente la supresión del "enchufe" actual del edificio, instalado junto al acristalado naranja y otras modificaciones que se realizaron anteriormente. Aprovechando este espacio, el inmueble contará con cuatro nuevas plantas de oficinas, manteniéndose sin alteraciones la altura (117 metros) y la edificabilidad de las torres, tal y como exige la Dirección General de Control de la Edificación. Su superficie actual es de 20.298 metros cuadrados y así continuará siendo cuando finalicen las obras.

Las obras de reforma y rehabilitación están en proceso de licitación y serán adjudicadas en enero de 2020. Los trabajos estarán finalizados en el transcurso del primer semestre de 2022 y contemplan una inversión superior a los 65 millones de euros, siendo la mayor rehabilitación acometida en el mercado de oficinas de Madrid. Al mismo tiempo, generará más de 200 empleos directos y 400 indirectos entre pequeñas y medianas empresas proveedoras, fundamentalmente de la Comunidad de Madrid.

Torres Colón, con 117 metros de altura, es uno de los edificios más altos de la capital y pertenece a Mutua Madrileña desde 1995, cuando fue adquirido al grupo inglés Heron International. Mutua Madrileña cuenta con otro edificio suspendido en su cartera inmobiliaria como es el inmueble de Paseo de la Castellana 50 (Glorieta de Emilio Castelar) del arquitecto Rafael de la Hoz, cuya reforma finalizó en el año 2012.