Inmodiario

La Xunta de Galicia sacará este año una nueva convocatoria del programa de rehabilitación de viviendas Rexurbe, que volverá a incluir una oferta para la compra pública de inmuebles en los cascos históricos de Ferrol, Ourense y Betanzos y se extenderá también, por primera vez, a los municipios de A Coruña, Tui y Ribadavia.

Así lo avanzó en el Parlamento la conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, quien defendió los buenos resultados de este programa pionero en Galicia y avanzó que, en breve, se abrirá otra convocatoria con un presupuesto de 1,5 millones de euros para la adquisición de nuevos inmuebles en estos seis municipios.

El llamado programa Rexurbe fue convocado por primera vez el año pasado y tiene como objetivo favorecer la rehabilitación de zonas degradadas e inmuebles localizados en los cascos históricos de ciertos municipios gallegos.

Concretamente, la convocatoria de 2018 se centró en los ayuntamientos de Ferrol, Betanzos, Ourense y Lugo mientras que la de este año, tal y como explicó la conselleira, se ampliará a los cascos viejos de Tui, Ribadavia y A Coruña y se repetirá en el caso de Ferrol, Betanzos y Ourense.

La conselleira de Medio Ambiente se mostró satisfecha con los resultados de este programa en su primer año de implantación, durante el cual se adquirieron 26 edificios en las zonas monumentales de Ferrol, Betanzos, Ourense y Lugo con el fin de obtener 58 viviendas rehabilitadas, y confirmó que se le dará continuidad este año, ampliando los ayuntamientos incluidos en la oferta de compra pública de 2019 en respuesta al éxito de la convocatoria anterior.

A través del Rexurbe y de otras intervenciones sobre viviendas ya existentes, la conselleira explicó que, en estos momentos, su departamento está trabajando en la rehabilitación de un total de 91 viviendas, a las que hay que sumar los 121 pisos de nueva planta que está construyendo el Instituto Galego de Vivenda e Solo. En total, son 212 las viviendas de protección pública que está impulsando la Consellería con una inversión global de 22 millones de euros.

Asimismo, Ángeles Vázquez recordó que también las empresas juegan un papel importante a la hora de poner vivienda protegida a disposición de los ciudadanos, sobre todo en las grandes ciudades, que concentran, dijo, la mayor parte de la demanda.

En este sentido, aseguró que habida cuenta del suelo que hay a disposición de las empresas para la construcción de vivienda protegida en el polígono de Valdecorvos (Pontevedra), en el Parque Ofimático de A Coruña, en O Bertón (Ferrol), en el polígono de Garabolos (Lugo) y en San Paio de Navia (Vigo) se estima que se podrían edificar alrededor de 2.000 nuevas viviendas.

En todo caso, Vázquez Mejuto también se refirió a la importancia de los programas diseñados por la Xunta para garantizar el acceso a viviendas a precios reducidos en municipios de tamaño medio y pequeño, a través de líneas de ayudas como las destinadas a la rehabilitación de las viviendas de maestros o el programa de infravivienda rural.

En la misma línea y para complementar la construcción de viviendas protegidas y la rehabilitación de inmuebles ya existentes, la conselleira defendió la apuesta de su departamento por el alquiler, en respuesta a una tendencia cada vez mayor detectada entre los ciudadanos, que prefieren alquilar antes que comprar.

Así, cifró en 7,2 millones de euros la partida reservada en los presupuestos de este año a las políticas destinadas al fomento del alquiler, entre las que citó las ayudas a promotores, ayuntamientos o cooperativas para la construcción de pisos en este régimen, el programa de viviendas vacías para movilizar estas propiedades y ponerlas en el mercado a precios limitados o el mantenimiento del parque público de viviendas en alquiler.

El último eje de las políticas de vivienda de la Xunta al que se refirió Ángeles Vázquez fue el apoyo a los más desfavorecidos y en general, a aquellas familias afectadas por procesos de desahucios, ya sea por no poder pagar el alquiler o su hipoteca. En respuesta a la situación de estos colectivos, la Consellería de Medio Ambiente cuenta con 12 medidas específicas, resaltando entre ellas el Programa de Realojo de Afectados por Ejecuciones Hipotecarias o el Bono de Alquiler Social.

Asimismo, Vázquez Mejuto aprovechó su intervención en el pleno para hablar de la futura Ley de Rehabilitación y Regeneración Urbana, la primera de este tipo con la que contará la comunidad y que el pasado mes de febrero inició su tramitación parlamentaria.

El objetivo, recordó, es que esta normativa se convierta lo antes posible en una "herramienta útil y fundamental" para la aplicación de las políticas de vivienda de la Xunta y para que la rehabilitación de inmuebles resulte cada vez más atractiva para los ciudadanos, por lo que insistió en la necesidad de buscar el máximo consenso con todos los grupos de la Cámara.