Inmodiario

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda de la Xunta de Galicia, a través del Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS), destinará este año un total de 52,7 millones de euros a distintas convocatorias de ayudas dirigidas a facilitar el acceso a la vivienda y la rehabilitación de inmuebles en Galicia. Entre enero y febrero se publicarán en el Diario Oficial de Galicia seis líneas de ayudas diferentes, que se completarán con otras diez convocatorias previstas a lo largo del primero semestre de 2019.

A través de estos 16 programas de subvenciones se prevé la concesión de alrededor de 9.500 ayudas que beneficiarán a más de 6.000 familias gallegas en 2019 y también en los ejercicios siguientes, ya que algunas de las ayudas se mantendrán durante varios años.

Concretamente, las ayudas destinadas a actuaciones de rehabilitación habrán reservado un montante total de 26,9 millones de euros, además de las actuaciones que ejecutará de forma directa el IGVS en la adquisición y rehabilitación de viviendas a través del programa Rexurbe y las actuaciones en viviendas de promoción pública de su propiedad.

En el mes de febrero de 2019 se publicarán en el DOG cuatro convocatorias. Dos de ellas son ayudas dirigidas a particulares y comunidades, y las otras dos a ayuntamientos:

Hace falta destacar que, como novedad, se modifica el importe máximo de las ayudas correspondientes al programa Rehaluga, que pasa de 4.000 a 8.000 euros por vivienda. Estas ayudas vano dirigidas a sufragar los gastos de adecuación de inmuebles incluidos en el Programa de Viviendas Vacías.

Posteriormente, se realizarán las convocatorias destinadas a la rehabilitación de viviendas y edificios en materia de eficiencia energética, conservación, mejora de la seguridad y accesibilidad, dirigidas a propietarios y comunidades, así como las ayudas de las áreas de rehabilitación integral (ARI), el Fondo de Cooperación con los ayuntamientos y las ayudas destinadas a las comunidades de propietarios de viviendas de promoción pública.

Las ayudas para acceso a vivienda van destinadas a facilitar el pago de la misma en régimen de alquiler por parte de las familias con menos ingresos; apoyar el acceso de los más jóvenes a una vivienda en propiedad; y fomentar la promoción de viviendas para alquiler y las destinadas la personas mayores. En total, se destinarán la este tipo de ayudas 25,8 millones.

Así, en enero se publicarán las ayudas del Bono de Alquiler Social y también las de adquisición de vivienda por parte de menores de 35 años en ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes, por un importe global de cerca de 4,7 millones de euros.

En el que respecta al Bono de Alquiler Social, la convocatoria de 2019 incluye como principales novedades:

  • Se incrementa el importe mensual del bono en 25 euros respecto a la anterior, pasando a 225, 200 o 175 euros al mes segundo la zona geográfica.
  • Se incrementa también el precio máximo de las viviendas alquiladas en 50 euros, pasando la 450, 400 y 350 euros al mes, en función de la zona en la que se encuentren.
  • Se incluyen las prórrogas extraordinarias, de manera que la duración máxima pasa de tres a seis años.
  • Se incluye un nuevo colectivo entre los beneficiarios del bono: residentes en viviendas de Sareb y entidades financieras en virtud de los convenios firmados con el IGVS.

Posteriormente, se publicará la convocatoria de ayudas para el pago del alquiler de viviendas destinadas a particulares; las de fomento de viviendas para alquiler; y una tercera de viviendas para personas mayores y discapacitados, destinadas a promotores públicos y privados.

Por último, hace falta recordar que al importe de todos estos programas de ayudas dirigidos a particulares, comunidades de propietarios, ayuntamientos y promotores públicos y privados, se sumarán también las actuaciones directas que realizará en 2019 el Instituto Galego de Vivenda e Solo, tanto en materia de rehabilitación (a través del programa Rexurbe, de proyectos de rehabilitación de viviendas de su propiedad adjudicadas en régimen de alquiler, o aportaciones al Consorcio del Casco Viejo de Vigo) como de acceso a vivienda (por la vía de la construcción de nuevas viviendas de promoción pública).