Inmodiario

El proyecto de remodelación de la Balconada del Moll de la Fusta, entre la Rambla y la Via Laietana, transformará el frente marítimo del Gòtic en un espacio integrado a la ciudad donde se priorizarán los usos comunitarios y las actividades participativas.

Con la reforma, los 600 metros lineales de la Balconada, entre el final de la Rambla y de la Via Laietana, se distribuirán en cinco espacios comunicados entre sí donde se ubicarán zonas de sombra para mejorar el confort del vecindario, más verde urbano, nuevos espacios para actividades de ocio y una nueva red de suministros y de iluminación.

Los nuevos usos responden a las diversas necesidades de los vecinos y las vecinas del Gòtic:

El Umbráculo: Un techo bajo y acogedor que se instalará delante del antiguo convento de la Mercè, con un diseño colorido y mediterráneo que recuerda los entoldados festivos de la costa. El espacio está pensado para encuentros vecinales, muestras de entidades, actividades de gimnasia en grupo o juegos infantiles.

La Sala: Al lado del Umbráculo se instalará un conjunto de bancos lineales para formar una grada casi semicircular donde se organizarán actividades grupales en formato abierto con vistas al mar.

El Patio: Al otro lado del Umbráculo se liberará un espacio polivalente de unos 1.000 metros cuadrados, donde se podrán desarrollar actividades temporales que requieran la instalación de estructuras provisionales o una superficie libre de obstáculos.

El Jardín: Este espacio está diseñado para aportar más verde urbano a la Balconada y prolongar la plaza del Duc de Medinaceli hasta el mar. Se trata de un jardín romántico con palmitos, bambú y flores que también dispondrá de asientos para poder disfrutar del entorno. Además, incluye una zona de juegos infantiles y dos pistas de petanca.

El circuito de patinetes: Una pista de entretenimiento para patinetes de rueda pequeña, con diversos recorridos en torno a elementos urbanos, que conectará con la vía ciclable que recorre la Balconada, y donde se podrán desarrollar actividades lúdicas, deportivas y familiares.

Se prevé que las obras empiecen en marzo del 2019 y que tengan una duración de siete meses. La reformulación de la Balconada, que tiene un presupuesto de 2.190.000 euros, forma parte del Plan de barrios del Raval Sur y el Gòtic Sur y es el primer paso del Plan estratégico de los espacios litorales de la ciudad.

Este plan tiene el objetivo de recuperar el litoral como un espacio estratégico para el disfrute de la ciudadanía, una función que tiene que encontrar el encaje con el resto de actividades que se llevan a cabo en el frente marítimo.

Por eso, el Gobierno municipal ha impulsado la creación de un órgano de participación y consenso, el Pacto del Litoral, para invitar a todos los agentes implicados en la gestión del litoral (instituciones, entidades, organizaciones y vecindario) a repensar y proponer las mejores soluciones para el futuro del litoral barcelonés.