Inmodiario

La fiebre por la rehabilitación de edificios históricos para convertirlos en viviendas de lujo invade las principales ciudades europeas. Algunos de ellos son iconos de la ciudad como es el caso de la sede de Correos y Telégrafos de Austria. Ubicado en el corazón de Viena, el palacio que albergaba la K.K. Telegrafen Centrale, fue el centro de comunicaciones del Imperio austriaco. Construido en 1872, a partir de mediados de 2019 y tras una minuciosa reconstrucción, albergará 39 apartamentos de lujo que comercializará Engel & Völkers.

El edificio de siete pisos y construido al más puro estilo del Renacimiento italiano forma parte del conjunto histórico de la Börseplatz. Situado en el primer distrito de Viena, muy cercano al Ring, el Burgtheater y al Palacio Imperial de Hofburg, la fachada está coronada por una serie de figuras escultóricas en relieve que simbolizan la comunicación telegráfica.

Las antiguas y amplias salas de los pisos cuarto y quinto han sido restauradas para transformarse en los denominados 'Lofts imperiales'. Cada uno de ellos cuenta con hasta 510 metros cuadrados en estancias con techos de hasta 7,5 metros de altura y amplios ventanales de 27 metros de largo enmarcados en estuco. También existe la posibilidad de convertir los desvanes en una única residencia de hasta 2.000 metros cuadrados.

Por su parte, los amplios y luminosos áticos con vistas inigualables de la ciudad imperial cuentan con una histórica construcción de techo de hierro que recuerda a la Torre Eiffel de París. A pesar de su céntrica ubicación, el palacio es un remanso de paz gracias a las comodidades que incluye el edificio como el jardín del patio central, un servicio completo de conserjería y una bodega propia.