Inmodiario

El secretario autonómico de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio de la Generalitat Valenciana, Josep Vicent Boira, ha destacado durante su intervención en la comisión de Obras Públicas, Infraestructuras y Transportes de Les Corts la inclusión "gracias a las sugerencias e insistencias de la Generalitat" dentro del Plan Estatal de Vivienda 2018-2022 de las ayudas para la rehabilitación interior de viviendas, "tal y como se ha hecho desde el Consell con el Plan RENHATA".

En su comparecencia, Boira ha lamentado que el programa de "Rehabilitación edificatoria" que existía en el Plan 2013-2021 se desglose ahora en dos programas diferentes, "lo que dificulta notablemente la gestión del mismo" aunque, como ha incidido "lo importante es que se hayan incluido como pedíamos desde la conselleria la rehabilitación de interiores".

En este sentido ha recordado que la Conselleria ha publicado a través del DOGV la convocatoria para este año de las ayudas del Plan Renhata para la reforma de baños y cocinas así como para hacer más accesible las viviendas, con una cuantía que asciende a los 5,4 millones de euros con fondos propios de la Generalitat.

Informe de Evaluación de Edificios con fondos de la Generalitat

Boira ha señalado igualmente que se han convocado ya las ayudas de la Conselleria para realizar los informes de Evaluación de Edificios (IEE) con un presupuesto de 295.000 euros, "ayudas que este año el Plan Estatal ha dejado fuera al ser uno de los tres programas que se han suprimido respecto al Plan 2013-2016. Entendemos que la implementación del Informe de Evaluación de Edificios debe fomentarse para que las edificaciones más antiguas sean conscientes de la situación en la que se encuentran", ha señalado Boira por lo que ha incidido en que "conscientes de la importancia de estos informes la conselleria ya había previsto en los Presupuestos de la Generalitat para 2018 su respectiva partida presupuestaria".

Además, Boira también ha resaltado que gracias a la Generalitat se han incluido en el nuevo Plan Estatal "el cómputo -dentro de la cofinanciación de la Conselleria- de las ayudas complementarias al alquiler, así como programas con atención especial a los jóvenes y la consideración de las mujeres víctimas de violencia de género como colectivos preferentes en varios programas".

Insuficiencia del programa estatal para situaciones de desahucio

Entre las exigencias de la Generalitat que el ministerio ha desatendido, Josep Boira ha destacado el "insuficiente programa estatal para situaciones de desahucio" ya que, aunque por primera vez se incluye un programa específico, tal y como ha destacado el secretario autonómico "este hecho no evita las limitaciones con las que la administraciones contamos para hacer frente a esta lacra social".

De hecho Boira ha recordado que el Estado sigue sin aprobar una ley que resuelva la problemática alrededor de los desahucios "al tiempo que impide que las comunidades autónomas podamos actuar, como demuestra el hecho de que sigan suspendidos aún dos artículos de la Ley de la Función Social del Vivienda dentro del recurso de inconstitucionalidad que ha interpuesto el Estado".

Por ello, ha apuntado Boira, "a parte del programa estatal, la Generalitat ha previsto ayudas dotadas con 1,4 millones de euros para resolver, de una manera rápida y eficaz, las situaciones de emergencia en caso de desahucio" al tiempo que, ha continuado, "como no sabíamos cuando se aprobaría el Plan ni su contenido, la Conselleria también avanzó líneas específicas en los Presupuestos de la Generalitat para programas de alquiler, rehabilitación y para los ARRUs en marcha".

De igual manera, el secretario autonómico ha valorado negativamente que "el programa de fomento del parque de vivienda ya no sea exclusivamente para parque público, como en el Plan anterior, sino que se comparta con promociones privadas, lo que merma los fondo para parque público cuando el objetivo de las administraciones debería ser, precisamente, fomentarlo".

Tampoco comparten desde la Conselleria el régimen de cofinanciación del nuevo Plan, "ya que en el anterior, el Ministerio dedicaba un mayor porcentaje de sus fondo a financiación básica -incondicionada- y menor a la financiación adicional, que es la que está condicionada a la aportación de cantidades por parte de la comunidad autónoma. En cualquier caso, tal y como ha recordado Boira "la conselleria ha puesto las cantidades necesarias par que el Estado aporte el máximo posible".

Finalmente desde el departamento que dirige María José Salvador han lamentado la no recuperación del subsidio de préstamos hipotecarios, que también había desaparecido del programa 2013-2016. "No nos parece entendible ni correcto que el Estado reconociese subsidios en préstamos hipotecarios y, posteriormente, cambiase las reglas denegando prórrogas de subsidios que previamente había reconocido a través de la ley 4/2013, perjudicando así a miles de personas", ha apuntado Boira.

Movilización del 100% de los fondos

En cualquier caso, y a pesar de la infrafinanciación de la Comunitat, Boira ha destacado que "la importancia que esta Conselleria le da a la vivienda está fuera de toda duda" y, por ello ha reiterado el compromiso de la Generalitat de aportar el máximo de fondos posibles para movilizar el 100% de las ayudas.

De hecho, de acuerdo con la distribución de fondos que se han enviado al Ministerio, la Conselleria participará en siete de los ocho programas "aunque en alguno de ellos no compartamos los planteamientos". "Este hecho supone una diferencia sustancial respecto a lo ocurrido en 2014 durante la firma entre la Generalitat y el Ministerio cuando sólo se aportaron fondos para dos de los programas", ha aseverado Boira.

En concreto, en 2014 la Generalitat aportó fondos para el fomento del parque público de viviendas en alquiler y para la regeneración y renovación urbana mientras que no se dotó ninguna consignación presupuestaria para los programas de ayudas al alquiler de viviendas, la rehabilitación edificatoria, ayudas para el informe de evaluación de edificios o para ciudades sostenibles y competitivos.

Además, Boira ha censurado "el mayor número de programas que hay que gestionar respecto a planes anteriores, en algunos casos desplegando programas ya existentes, lo que incrementa el número de convocatorias y exige mayor esfuerzo en la gestión". Además ha advertido que en varios programas se necesitará la firma de acuerdos bilaterales Estado-CCAA, "un trámite adicional que hay que dar para la movilización efectiva de los fondos".

Por ello durante su intervención, Josep Vicent Boira ha anunciado que la intención de la Conselleria "es sacar las convocatorias de las ayudas al alquiler, rehabilitación y ARRUs tan pronto como sea posible, incluso antes de la firma del convenio con el Ministerio, dado que los créditos se podrían ampliar después, para avanzar en la gestión y que no pase como en 2013 y 2014 cuando la entonces Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente no convocó ninguna de estas subvenciones.