Inmodiario

ACR Grupo, compañía referente en el desarrollo y gerencia de servicios globales de construcción e inmobiliarios, ha ganado el concurso para rehabilitar once torres de viviendas del barrio de Orvina, en Pamplona. Las obras, cuya fecha de finalización está prevista para finales de este año, tienen como principal objetivo dotar a los edificios de una calificación energética de hasta tres niveles superior al existente. Actualmente se sitúan entre las letras F y G, las dos categorías más bajas posibles.

El proyecto "Regeneración Barrio Orvina" pertenece al programa europeo EfiDistrict, uno de los 63 planes seleccionados en 2013 en el Programa Energía Inteligente para Europa. Gestionado por la sociedad pública NASUVINSA y financiado por la Comisión Europea y el Gobierno de Navarra, su principal objetivo es la rehabilitación energética de los barrios populares construidos entre 1950 y 1980.

La actuación global que acometerá ACR Grupo comprende más de 25.000 m2 en los que están ubicadas once torres con 340 viviendas. El trabajo técnico se centrará en solucionar los problemas de condensación y el elevado gasto energético asociado de los edificios, fabricados con hormigón en los años 70.

La compañía realizará una fachada nueva, ventilada, con aislamiento de diez centímetros de lana de roca en doble densidad y recubrimiento cerámico auto limpiante. Además, se sustituirán todos los elementos de carpintería por unos nuevos con rotura de puente térmico y doble acristalamiento bajo emisivo.


Proyecto social

Además de la vertiente técnica, el proyecto tiene un importante componente social, ya que trata no sólo de mejorar el consumo de las viviendas, sino de revalorizar el barrio e involucrar de forma directa a los ciudadanos. Por un lado, a través de la creación de empleo directo para la ejecución de la obra y, por otro, con la apertura de una oficina que colaborará con los casi 1.000 vecinos afectados en la organización de los trabajos y el apoyo para informar y minimizar las molestias de los mismos.

La elevada experiencia de ACR Grupo en proyectos de eficiencia energética es uno de los valores que le ha permitido ganar este concurso. Según explica el consejero delegado, Michel Elizalde, "nos sentimos especialmente cómodos en este tipo de actuaciones que nos permiten aunar los objetivos sociales con nuestra actividad. Estamos convencidos de la enorme trascendencia que tiene la construcción en la vida de los ciudadanos y el desarrollo de las ciudades y por eso nos gusta comprometernos en todos los lugares en los que trabajamos. En este caso hablamos de empleo, ahorro energético, desarrollo económico y, en definitiva, de mejorar la vida de las familias del barrio de Orvina, conceptos que forman parte de nuestros valores como empresa".