Inmodiario

La urbanización del Parque Central es uno de los proyectos de mayor calado que aborda la ciudad de Valencia, pero su desarrollo no puede ser acometido en su totalidad. Solo se podrán realizar, en una primera fase, los trabajos no afectados por el uso ferroviario.

Se prolongarán por unos dos años, hasta mediados de 2017, algo más de lo previsto inicialmente, ya que ha sido necesario alcanzar convenios privados para permitir la ocupación provisional de terrenos mediante acuerdos con particulares. La falta de acuerdo dejará una zona de sombra en el Parque hasta que se apruebe la reparcelación a final de año.Además, se ha requerido llevar a cabo la descontaminación de determinados terrenos y que no estaba prevista en el proyecto inicial.

Estas obras suponen el 40% del Parque; una superficie de aproximadamente 110.000 metros cuadrados, delimitados por la playa de vías, la calle Filipinas y la avenida de Peris y Valero, de los que 85.000 corresponden a zonas ajardinadas, en una actuación que incluye la consolidación estructural de las cuatro naves construidas a principios del siglo XX, así como dos muelles, cuyo uso está todavía por definir.

Los trabajos incluyen reparación de estructuras, cimentación, sustitución de dinteles, recuperación de la estructura metálica, subsanación de grietas y otros trabajos que en esta primera fase de la actuación Parque Central, con un presupuesto de casi 16 millones de euros, permitirán dejar estas construcciones históricas en condiciones para los nuevos fines que vayan a tener.

Los trabajos se están pagando gracias al compromiso que asumió el Ayuntamiento de Valencia de avalar un crédito de 40 millones de euros durante cinco ejercicios. Este año ya hemos hecho una reserva de siete millones en el presupuesto anual.

La Sociedad Valencia Parque Central financia la ejecución de las obras, que serán costeadas al final con las cuotas de urbanización de los propietarios de los terrenos. El proyecto de reparcelación, en periodo de exposición pública desde el 10 de marzo, establecerá esas cuotas. Los trabajos de descontaminación de suelo se efectúan con cargo a ADIF, como propietario de los terrenos donde son acometidos.

La primera fase A incluye también trabajos en la calle Filipinas como el derribo del muro, ampliación de carril junto a la mediana, traslado de palmeras, canalización de saneamiento, instalaciones eléctricas y semáforos, mientras que en la avenida de Peris y Valero y Manuel Sanchis Guarner se acomete la instalación de canalizaciones y la conexión de colectores.