Inmodiario

LaAgencia de Vivienda Social (AVS), el nuevo organismo que, al principio de estalegislatura, ha sustituido al Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima), comocatalizador para articular las políticas de vivienda pública en el Comunidad deMadrid, contará con más de 5 millones de euros en 2016 para llevar a cabo obrasy reformas en viviendas, locales y edificios de su propiedad.

En2016, junto a las 333 viviendas ya reparadas en 2015, se le sumarán al menosotras 269 viviendas más, repartidas en las zonas Este y Oeste de la región.

Ungasto que irá acompañado de un tramitación más ágil a la hora de acometer lasreformas, con el claro objetivo de permitir crecimiento más rápido del Parque de Vivienda de Emergencia Social yotras viviendas de protección oficial destinadas a personas en situaciones deespecial necesidad, para quienes en estos casos, y debido a sus circunstancias,el tiempo juega un papel fundamental.

Uncompromiso del nuevo Gobierno regional, presidido por Cristina Cifuentes,mediante el cual se pondrá a disposición de los madrileños 1.200 viviendas deprotección oficial.

Enlos siete meses primeros de legislatura, además de crear la AVS, se hanentregado 415 viviendas de protección pública -113 en Arroyomolinos, 194 en eldistrito madrileño de Carabanchel y 108 en la UVA de Hortaleza-, y se ha puestoen marcha del Parque de Vivienda de Emergencia social, que contará con 300viviendas para atender situaciones extremas como pueden ser, entre otras, losdesahucios judiciales.

Laúltima de las viviendas reformadas ha sido entregada a los nuevos inquilinos enel barrio de Entrevías, en la capital. Una vivienda de 95 metros cuadrados, contres dormitorios y una cocina equipada por la que paga una renta mensual de44,33 euros durante los tres primeros meses. Posteriormente, y en función de surenta, podrá alcanzar hasta un 95% de descuento sobre el precio de alquiler dela vivienda, que es de 294,68 euros al mes, durante los próximos dos años.

Alrededorde 7.500 familias en la región son beneficiarias de la reducción en el abono desus rentas, al encontrarse en situación de grave dificultad, lo que supone untotal de 11,7 millones de euros en la facturación de rentas de arrendamiento dela Agencia de Vivienda Social.