Inmodiario

La Comunidad de Madrid ha reparado en los últimos dos años casi 750 viviendas del Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima) para poder ponerlas a disposición de familias con escasos recursos y evitar que queden vacías por no estar habitables. Además, en la actualidad está trabajando en otras 85 con este mismo objetivo.

Ello ha sido posible porque entre 2013 y 2014 se han invertido más de seis millones de euros en este tipo de trabajos, que resultan imprescindibles para mantener las viviendas en correcto estado y permitir que todos los adjudicatarios entren a vivir en ellas con todas las garantías.

El consejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda, Pablo Cavero, ha visitado el almacén y los talleres donde se realizan diferentes trabajos de reparación, como fontanería, electricidad, albañilería y carpintería. En ellos trabajan 145 profesionales, que solo en 2014 llevaron a cabo casi 1.300 actuaciones, tanto en los talleres como en las viviendas y espacios comunes de edificios del Ivima.

Además de reparar las viviendas para poder adjudicarlas a nuevos inquilinos, el Ivima realiza otras actuaciones con el objetivo de conservar las viviendas en correcto estado y evitar su deterioro. Así, por ejemplo, en 2014 instaló puertas antivandálicas y realizó otras actuaciones como tabicado o chapado en otras 71 viviendas.

“Esta inversión en reparaciones refleja el empeño de este Gobierno por poner las viviendas del Ivima al servicio de los ciudadanos en el menor tiempo posible y garantiza, así, una vivienda a aquellos que más lo necesitan”, destacó el consejero.

En este sentido, cabe destacar que la mayoría de las reparaciones se realizan en un plazo muy breve, de menos de un mes. Los trabajos que se realizan incluyen tareas de albañilería, electricidad, cerrajería, limpieza de fachadas, pintura, carpintería, trabajos en altura, pocería y fontanería.