Inmodiario

ACR Grupo ha empezado las obras de rehabilitación integral del complejo de oficinas en el paseo de la Habana, 136, en Madrid. Es un edificio de dos plantas y sótano, con cerca de 1.700 m2, de los que más de 1.200 m2 están dedicados a oficinas.

La actuación, que durará cinco meses, consistirá en transformar el centro médico que ocupaba el edificio en un vanguardista espacio de oficinas, en una zona con elevada demanda, ya que se sitúa en una de las mejores ubicaciones de Madrid, junto al Paseo de la Castellana.

Así, la intervención consiste en la sustitución de las fachadas actuales por una tipo muro cortina de vidrio; se va a demoler el interior (falsos techos y suelos), creando un espacio completamente renovado; se instalará un nuevo sistema de climatización, se renovará de forma integral todo el trazado eléctrico y la iluminación; y se incorporarán las últimas tecnologías. Por último, también se renovará por completo la zona ajardinada exterior.

En línea con las últimas tendencias, el interior de Paseo de la Habana 136 será open space. Se van a eliminar barreras visuales para facilitar la comunicación e interacción, favoreciendo los flujos de trabajo.

Los aspectos medioambientales también serán protagonistas en este proyecto. Está previsto que en el futuro se solicite para el edificio la certificación Breeam (Building Research Establishment Environmental Assessment Methodology), el método de certificación de sostenibilidad de la edificación más avanzado y extendido a escala internacional. La evaluación Breeam examina el ciclo de vida completo del proyecto, desde su diseño, a partir de 10 categorías. El objetivo último es asegurar que el impacto de la construcción sobre el entorno y el consumo energético del edificio sea el menor posible, así como favorecer la salud y el bienestar de las personas que trabajarán en Paseo de la Habana 136.

Reformas de complejos de oficinas

La experiencia de ACR Grupo en la rehabilitación y Fit Out de oficinas ha sido clave para la ejecución de este proyecto. Ejemplos como la transformación de las nuevas sedes corporativas de Barclays, que supuso un reto en materia de seguridad; de la aseguradora Helvetia, en un edificio histórico; el complejo de oficinas Príncipe Auditorio (con más de 6.800 m2) o el palacete Castellana 64, con oficinas de lujo distribuidas en cuatro plantas, sitúan a la compañía como un referente sectorial.

Destaca también el proyecto emblemático que fue Torre 30, nueva sede corporativa del Grupo Ilunion en Madrid. Con 13 plantas sobre rasante y tres de sótano, destaca la espectacular fachada, compuesta por una "primera piel" de SATE sobre la que se sitúa una "segunda piel" exterior metálica, que cambia de color según la iluminación. Se aplicó la última tecnología en un edificio totalmente adaptado a los usuarios con deficiencia visual y de movilidad reducida, además del sello Breeam. Sin duda, uno de los edificios más representativos de la madrileña M-30.