Inmodiario

Mapfre ha iniciado la entrega a inquilinos del Edificio Plaza de la Independencia 6, en Madrid, para el que dokei RE ha elaborado los proyectos de ejecución y actividad.

Dokei RE fue adjudicataria de un encargo de alcance integral, con la redacción del informe de Due Diligence para la adquisición del Edificio, determinando y acotando los riesgos de la promoción, realizando las consultas urbanísticas necesarias al ser un edificio en entorno monumental, desarrollando servicios de Project Management y la coordinación de todos los equipos implicados en la promoción.

El edificio, situado en una ubicación única en un entorno inigualable, se ha construido atendiendo a los más altos estándares de calidad en acabados e instalaciones así como en sostenibilidad, contando con un Certificado Energético A y una calificación LEED Oro.

El inmueble cuenta con plantas diáfanas sin pilares, lo que permite la máxima eficiencia en la implantación e iluminación natural en 4 de las 5 fachadas del mismo.


En el evento de presentación a los agentes por parte de Aguirre Newman, comercializadora del edificio, y Mapfre, calificaron al inmueble como el mejor edificio de oficinas de Madrid.

Dokei RE presentó las características fundamentales de la edificación a los agentes inmobiliarios.

Con una superficie total construida de 11.568 metros, de los que 7.559 son sobre rasante, y una superficie útil de 9.893 metros, "Plaza de la Independencia ha buscado las mejores condiciones de aislamiento acústico y térmico para lo que se han sustituido todas las carpinterías exteriores reforzado el aislamiento de las fachadas, lo que unido a la construcción masiva de las mismas y al uso de un sistema de climatización de gran eficiencia nos ha permitido conseguir una certificación energética A", indica Jesús Lanzón, director de dokei RE.

En el interior del edificio se ha llevado el vestíbulo de ascensores de planta baja, originalmente en un nivel elevado media planta, hasta el nivel de la calle garantizando la accesibilidad universal y mejorando notablemente el acceso.

Todos los materiales del edificio; mármol dolomita, pavimento continuo de alta resistencia y sin juntas a base de resinas y áridos finos en dos colores, madera maciza de abedul, chapa de acero cortén, paneles decorativos de Krion con diseño en ondas creado expresamente para este edificio, aúnan nobleza, calidad y modernidad.

Para las oficinas diáfanas se han utilizado materiales de alta calidad, neutros, modernos y luminosos: falso techo acústico de bandejas metálicas, iluminación led regulable en las franjas próximas a fachada, suelo técnico Kingspan totalmente encapsulado y con conexión a red de tierras, y climatización VRV individual por oficina, con recuperadores de calor, sistema de filtrado de Aire Limpio y humidificación del aire.

El edificio cuenta con aparcamiento pavimentado con resina e iluminación led; por su parte el primer sótano tiene aparcamientos para bicicletas y zona de vestuarios y duchas.