Inmodiario

Dentro de su Plan Alpha II, la inmobiliaria Colonial ha decidido aliarse con Inmo, la promotora de la familia de perfumeros Puig, para promover la construcción de un edificio de oficinas en la plaza de Europa de Barcelona. De esta manera, en su objetivo de invertir unos 500 millones de euros anuales, además de comprar activos vuelve a adentrarse en la promoción.

El edificio estará junto al que actualmente ocupa la sede de Puig -que es propiedad del BBVA- y supondrá una inversión total de 32 millones de euros. La joint venture es al 50%, es decir que Colonial aportará 16 millones y los Puig el resto, aunque una parte será con el solar, que es de su propiedad.

El inmueble tendrá 21 plantas, unos 60 metros de altura y 14.000 metros cuadrados de oficinas. Se prevé que esté terminado en tres años y que dé una rentabilidad del 9%. Estéticamente, tratarán que se parezca al edificio que actualmente ocupa Puig, ya que es colindante, pero por encima de la estética, primará la calidad.

Ambos promotores quieren que sea un edificio emblemático, ya que se ubicará en una zona con muchos rascacielos y que actualmente está de moda. Un edificio único, de referencia, con los máximos estándares estéticos pero sobre todo de calidad.

La inmobiliaria Colonial ha mostrado sus preferencias porque sea la sede corporativa de alguna gran compañía, aunque tampoco puede descartarse que se trasladen allí las oficinas del grupo Puig, aunque no se construye con esa intención.

Es la primera operación conjunta que realizan Colonial y la inmobiliaria de la familia Puig, provocado por el hecho de que es la propietaria del suelo, que pasará a ser de la sociedad conjunta. intereses comunes podrían ir a más. El BBVA ha puesto a la venta la sede de Puig, y se trata de un activo que interesa, y mucho, a Colonial.

Colonial presentó el proyecto de la plaza Europa en el contexto de su plan Alpha II, por el que invertirá entre 369 y 389 millones de euros. Dicho plan, que llega tras el Alpha I, que invirtió 500 millones, incluye cuatro operaciones, entre las que se incluye la de la torre.

La operación más importante de este proyecto es la compra de un edificio de 21.000 metros cuadrados en París. Operación, contando la compra y la rehabilitación, conllevará una inversión superior a los 250 millones de euros. En España, Colonial ha comprado un edificio en el paseo de la Castellana 163 de Madrid, por 51 millones, y otro en la travesera de Gracia de Barcelona, por 41 millones.

De los cerca de 400 millones del proyecto Alpha II, sólo se invertirán este año aproximadamente la mitad. Una parte ya se invirtió en 2015 y otra parte en los próximos años, por las obras de París y del edificio de la plaza Europa. Circunstancia que da margen a Colonial para invertir unos 200 millones de euros más este año.