Inmodiario

Barcelona. De acuerdo con el último informe de la consultora inmobiliaria Jones Lang LaSalle sobre el mercado inmobiliario de oficinas de Barcelona, las rentas de alquiler en el primer trimestre de 2011 se han corregido ligeramente a la baja, descendiendo una media del 1%. La renta máxima en zona Prime se sitúa actualmente en los 19 €/m²/mes para los mejores edificios. Para la zona CBD, la renta máxima alcanza los 16,50 €/m²/mes, mientras que en Nuevas Áreas de Negocio, llegan a los 16,75 €/m²/mes y en Periferia a los 10,25 €/m²/mes.

“Se prevé que a lo largo del año se continúen produciendo descensos muy leves de rentas hasta llegar a la estabilización a final de año. Las concesiones de los propietarios para atraer a la demanda sigue siendo el eje principal de las negociaciones. En la mayoría de los casos, el alquiler de nuevas oficinas por parte de la demanda media y grande está supeditado a interesantes periodos de carencia, escalados de renta atractivos o contribuciones que ayuden a aligerar el volumen de renta los primeros años”, comentó Jordi Toboso, director general de Jones Lang LaSalle en Cataluña.

Con respecto a la oferta, por primera vez en cuatro años, la tasa de disponibilidad media de oficinas en Barcelona ha descendido. En este primer trimestre de 2011, la tasa se ha situado en el 13,20%, cuando hace tres meses era del 13,49%. El área que más ha notado este descenso es la zona Secundaria, donde la tasa de disponibilidad ha descendido 1,8 puntos hasta situarse en el 15,81%.

“Este hecho se debe principalmente a que más de la mitad del volumen de contratación de este periodo se ha producido en esta zona y además no se ha entregado nueva oferta. La escasa entrega de nuevos proyectos y la previsión casi nula de nueva oferta para Barcelona provocará que este descenso sea constante aunque a menor ritmo a partir de ahora”, señaló Jordi Toboso.

Los proyectos más destacados entregados este trimestre han sido Pujades 51 en el 22@ de casi 5.000 m² y la segunda fase del Parque Empresarial Catalana Occidente en Sant Cugat del Vallès de casi 29.000 m². En lo que queda de año sólo está prevista la entrega de 32.000 m², de los cuales 9.000 m² son especulativos y el resto destinados a ocupación propia.

En cuanto a la demanda, durante este primer trimestre del año se han producido 114 operaciones en Barcelona, el 50% de ellas de menos de 300 m² y el 11% de más de 1.000 m². Respecto a la tipología de contrato, el 85% de la superficie firmada ha sido en alquiler y el 15% en venta, que corresponde a la compra por parte de Desigual de su sede en Nueva Bocana. Una de las zonas que mayor contratación ha registrado es la de Nuevas Áreas de Negocio, donde se ha firmado el 42% de la superficie total del trimestre. Además, es aquí donde se han firmado casi el 50% de las operaciones mayores de 1.000 m².

Según el informe de Jones Lang LaSalle, la contratación en este primer trimestre del año 2011 ha alcanzado un volumen de 65.330 m², un 15% superior a los últimos tres trimestres. Por zonas, el 55% de la superficie contratada ha sido en Secundaria. En esta zona el 37% del volumen de contratación ha sido el 22@ y el 19% en Plaza Europa, alcanzado ya una tasa de ocupación del 65%. Con respecto a las demás áreas, el 27% del volumen de contratación se ha visto en el CBD, el 11% en zona Prime y sólo el 7% en Periferia.

Entre las operaciones más representativas este trimestre destacan:

·      Los 10.000 m² que Desigual ha pre-comprado en Nueva Bocana y que se suman a otros 10.000 que ya compró en 2010. Su nueva sede estará construida en 2013.

·      Los 5.200  m² que Orizonia ha alquilado en Plaza Europa 17

·      Los 3.200 m² que RCD Abogados han alquilado en Paseo Bonanova 59.

Previsiones

De acuerdo a la consultora, el mercado de oficinas de Barcelona comienza a dar sus primeros signos de optimismo: la tasa de disponibilidad empieza a bajar después de cuatro años y la oferta futura será muy escasa. Estos hechos producirán que las rentas comiencen a estabilizarse y que la oferta existente se absorba con mayor facilidad. 

“La gran incógnita, como siempre, será la demanda, muy condicionada por factores económicos globales. Pese a ello, el inicio de año ha sido bastante positivo con cifras de contratación superiores a trimestres anteriores. Teniendo en cuenta las negociaciones que sabemos están en marcha, creemos que el año 2011 se mantendrá en volúmenes de contrataciones cercanos a los 250.000 m²”, finalizó Jordi Toboso.