Inmodiario

Madrid. La cautela de las empresas ante una recuperación económica que se muestra más lenta de lo esperado se ha trasladado al mercado de oficinas de Madrid. Durante el primer trimestre de 2011 la contratación registró un descenso del 9,4% en términos anuales, según la consultora inmobiliaria BNP Paribas Real Estate, que cifra en 74.000 m2 la absorción bruta de los primeros tres meses del año. Al igual que en el ejercicio 2010, las relocalizaciones han constituido el motor de la contratación, si bien se empieza a percibir cierto agotamiento de esta estrategia que persigue la mejora de rentas o de localización. 

Por zonas, la contratación retrocedió un 7% en términos anuales en el centro de negocios (CDB) y un 30% en la zona Descentralizada. La zona de mayor crecimiento ha sido Periferia (+39%), aunque se debe esencialmente  a la escasa contratación de hace un año.

Las empresas del sector servicios, fabricantes y entidades financieras —en este caso, por la destacada operación protagonizada por BBVA, con 9.000 m² en zona Descentralizada— sumaron el 75% de la contratación del trimestre. La Administración permanece ausente de la composición de la demanda de oficinas en Madrid, debido a las políticas de austeridad imperantes.

Aunque no se han registrado entregas de obra nueva significativas durante el pasado trimestre, la disponibilidad creció un punto porcentual por la liberación de superficie de segunda mano como consecuencia de las estrategias de optimización de espacio y, en menor medida, del cierre de empresas. Las oficinas vacantes en este momento constituyen el 13,9% del total del parque madrileño. El mayor crecimiento (+2,3%) se registró en Periferia, y ha determinado el aumento de este parámetro en toda la ciudad. No obstante, al ritmo de contratación de los últimos doce meses, el parque de oficinas disponible en la ciudad se absorbería en cuatro años, lo que supone una mejora respecto a los cinco años que eran necesarios a principios de 2010. 

La renta prime de Madrid del trimestre se ha mantenido estable frente a 2010 en 28 €/m²/mes. Las rentas medias, por su parte, descendieron el pasado trimestre un 6,5% en términos anuales, como respuesta a la menor actividad del mercado y al aumento de disponibilidad. Sólo en el centro de negocios (CDB) las rentas crecieron un 4%. El descenso más acusado se dio en Periferia, donde los precios de alquiler retrocedieron un 21%. Desde que en el 2008 empezara a decrecer la actividad, las rentas medias han acumulado un descenso del 26% en la ciudad.

Las previsiones apuntan a una progresiva estabilización de las rentas, aunque con nuevos descensos en las zonas más alejadas. “Aún esperamos que el segundo trimestre, el más determinante, pueda mejorar la tendencia global del año”, afirma Ilan Dalva, director del área de oficinas de BNP Paribas Real Estate. Aunque se espera la definitiva recuperación de la actividad del mercado de oficinas en 2012, “en la actualidad existe demanda, si bien la toma de decisiones de las empresas se está alargando”, explica el directivo. Los precios, la mejora de las condiciones contractuales y las ayudas a la implantación pueden colaborar a la reactivación del mercado.