Inmodiario

El concurso público para la transformación de la cárcel Modelo de Barcelona ya tiene ganador. Se ha hecho público que la propuesta 'Modelo, late!', del equipo técnico Forgas Arquitectos, S.L.P / Planas Esquius Segatti, S.C.P., ha sido escogida por el jurado como proyecto que mejor reordena el antiguo centro penitenciario para convertirlo en un gran polo de equipaciones y espacio verde del Esquerra del Eixample y la ciudad.

El objetivo del concurso ha estado atraer los mejores profesionales para definir la Modelo del futuro. La segunda fase del concurso contaba con seis propuestas presentadas, y 'Modelo, late!' ha obtenido la valoración más alta del jurado, con 92 puntos sobre 100.

Es, pues, la que encaja mejor con los criterios establecidos por el Plan Director de 2019, consensuado con el vecindario con un proceso participativo, y la Modificación de Plan General Metropolitano para la transformación de la Modelo, aprobada inicialmente y que regula los 27.723 metros cuadrados de todo el recinto. Plantea las mejores ideas en cuanto a los objetivos generales del plan:

- Mantener el patrimonio y la memoria de la Modelo y preservar la esencia del sistema panóptico.

- Crear un nuevo pulmón verde para el Eixample y para toda la ciudad.

- Convertir un recinto cerrado y opaco en un espacio abierto y con usos de ciudad.

- Situar las viviendas públicas y las equipaciones comprometidas.

En concreto, el jurado -formado por miembros del Ayuntamiento y profesionales y representantes externos- destaca la apuesta contundente que hace la propuesta ganadora para conservar la imagen de la Modelo entendida como conjunto. Jugando con la topografía, consigue integrar el programa de equipaciones y vivienda en los edificios ya existentes, ganar superficie e incorporar los edificios en el propio parque que se creará.

'Modelo, late!' destina 14.150 metros cuadrados a 150 viviendas públicas, situados todos en los edificios de los brazos del panóptico. Y concibe un parque urbano de 14.510 metros cuadrados que combina con equilibrio los usos ciudadanos y un funcionamiento ecológico.

Las dos reservas de superficie cumplen con creces el que pedía el concurso -12.292 metros cuadrados para vivienda y 14.024 m² para el parque, que con los espacios libres lleguen a 19.900 metros cuadrados de uso ciudadano-, si bien se acabarán de ajustar y adecuar con la redacción de los proyectos definitivos.

También incorpora los siete equipamientos públicos y espacios que darán servicio en el barrio y en la ciudad: el espacio memorial, un instituto-escuela, una escuela cuna, una equipación residencial, un pabellón polideportivo, un espacio para jóvenes y espacios de economía social y solidaria. Además, habrá un aula ambiental y espacios artísticos vinculados a otras equipaciones. Se propone que las equipaciones y los espacios de uso compartido ocupen 24.131 metros cuadrados.

La ubicación de los diferentes usos se hace en los tres edificios existentes -lo de administración, que mujer en la calle de Entença; el de talleres, en Nicaragua, y la estructura del panóptico-, sin incorporar nuevos elementos constructivos ni distorsionar o alterar el patrimonio existente.

De hecho, se integran elementos patrimoniales como por ejemplo la estructura de pilastras del muro, que se utiliza como apoyo de un cenador perimetral que recuerda el camino de ronda.

Uno de los aspectos mejor resueltos es la conectividad con el entorno. La propuesta topográfica permite integrar bien los edificios con el parque, ganando superficie para el programa funcional, y a la vez dar continuidad al ámbito con las calles de Rosselló y Provenza. Y en cuanto a los desplazamientos dentro del propio recinto, el centro del panóptico es el elemento estructurador de los recorridos, y las galerías hacen de corredores interiores.

En conjunto, el equipo redactor ha tenido en cuenta en todo momento aspectos ambientales y de sostenibilidad, eficiencia energética y coherencia y viabilidad constructiva en cada una de las soluciones.

Una vez elegida la propuesta ganadora del concurso, a partir de ahora el equipo redactor elaborará en durante el año que viene el proyecto de ordenación del conjunto y el proyecto de espacios libres del ámbito basado en su propuesta.

Servirán como guía a partir de la cual el Ayuntamiento lanzará los concursos específicos para redactar durante el 2022 cada uno de los proyectos constructivos de los equipamientos, usos y espacios previstos.

Seguidamente, se irá dotando la transformación de recursos en función de la disponibilidad presupuestaria y la situación puesto-pandemia para empezar las obras las primeras obras lo antes posible.

Todo este proceso se continuará haciendo con participación ciudadana. El propio jurado del concurso ha contado con un representante del Grupo Impulsor y de Seguimiento, y la definición de los proyectos específicos de cada programa se hará de la mano de las entidades y colectivos implicados.