Editor de InmoDiario.
Inmodiario

Madrid. El mercado de la vivienda ha atravesado una época de horas bajas. La crisis económica ha dejado a muchos ciudadanos en situación de desempleo, uno de los motivos que explican que la compraventa haya estado arrojando cifras históricamente mínimas. Este indicador ha comenzado a escalar  poco a poco, muy tímidamente primero, hasta ir ganando fuerza a medida que se va acercando el último mes de 2010.

La búsqueda se ha intensificado y cada vez es mayor el volumen de ciudadanos que tiene claro que quiere estrenar el año viviendo en un inmueble recién adquirido. La prudencia es la máxima que debe regir la decisión final. Se trata de una compra responsable que no debe comprometer nuestra superviviencia económica, aunque en estos momentos las entidades financieras suelen ser muy minuciosas con los estudios de solvencia de los solicitantes.

Los principales motivos que harán crecer la compra de vivienda son:

Beneficiarse de la deducción fiscal por compra de vivienda habitual. La Ley de Economía Sostenible sigue superando enmiendas y todo apunta a que a partir de 2011 solo podrán obtener devoluciones al comprarse una casa aquellas personas con rentas bajas. Si se compra en el último trimestre de 2010, se toma como base de la deducción el importe satisfecho para la adquisición con un límite de 9.015 euros con un máximo anual del 15%, es decir, unos 1.350 euros por persona.

Contratar una hipoteca con el Euríbor todavía bajo. El tipo de interés al que se referencian la mayoría de las hipotecas en España comienza a repuntar. Según los expertos, los préstamos que se revisaron en verano fueron los últimos que se pudieron aprovechar de una rebaja en la cuota mensual. Este giro en la tendencia bajista del índice de referencia parece que va a continuar a lo largo de 2011, aunque no se alcanzarán los niveles astronómicos de años atrás. En los años iniciales de la hipoteca apenas se amortiza capital, por lo que tener intereses bajos compensa bastante.

Utilizar los ahorros de la cuenta vivienda. Durante la época de Pedro Solbes como ministro de Economía se concedió una prórroga a los titulares de cuentas vivienda dadas las malas condiciones laborales de entonces y la rigidez de las entidades financieras. Este periodo de dos años de extensión finaliza con el año, por lo que para no perder las devoluciones correspondientes a las cantidades depositadas en esta cuenta de ahorro, es fundamental que se invierta en la compra de un piso.

Aprovechar las rebajas en los precios. El excedente de oferta en determinadas zonas ha empujado los precios a la baja ante una demanda que llevaba mucho tiempo mostrándose retraída. Buceando entre las promociones de obra nueva podemos encontrar oportunidades realmente atractivas. En el mercado de segunda mano, muchos vendedores han tenido que ajustar el valor de su vivienda al de la propia hipoteca. Analiza aquellos pisos que consideres de tu interés y no dudes en negociar.

Descubre los descuentos de las ferias inmobiliarias. En los últimos tiempos han proliferados los eventos públicos del sector. Antes estas citas se caracterizaban por su magnificencia. Los stands de los profesionales competían en metros cuadrados. Los encuentros de hoy en día son menos ostentosos y más realistas. Paseando entre las distintas propuestas, quizás localices algún producto que te llame la atención, pero lo más recomendable es planficar tu visita extrayendo información de la web.

Fuente: Blog del portal inmobiliario pisos.com