Inmodiario

La Comunidad de Madrid va a iniciar en los próximos días las obras de construcción de 18 nuevas viviendas en los municipios de Berzosa del Lozoya (10), Horcajo-Aoslos (4) y Puebla de la Sierra (4), con una inversión de 2,7 millones de euros.

Con éstas, son ya 45 las viviendas que se van a edificar en la Sierra Norte madrileña. En estos momentos se encuentran ya en construcción las correspondientes a Patones (15), Madarcos (2), La Hiruela (2), Puentes Viejas (4), y Robregordo (4).

Estas viviendas de protección oficial en régimen de alquiler forman parte del programa del Gobierno regional que, a través de la Agencia de Vivienda Social (AVS), tiene como objetivo seguir incrementando el parque público de vivienda de estas características a precios asequibles.

"El Gobierno regional contribuye así a armonizar la oferta y la demanda en esta zona de la región, de forma que se moderen los precios para que puedan ser asequibles para aquellas personas que cuentan con menos recursos", ha destacado el consejero de Vivienda y Administración Local, David Pérez.

Pérez ha explicado que la puesta en marcha de estas 45 viviendas, en las que el Gobierno regional va a invertir 5,8 millones de euros, forma parte de las 100 medidas de la Estrategia para la Revitalización de los Municipios Rurales de la Comunidad de Madrid, para convertir a estas pequeñas localidades en un polo de atracción para nuevos vecinos, especialmente jóvenes.

La Estrategia para la Revitalización de los Municipios Rurales contempla el reequilibrio territorial y un impulso de los servicios y equipamientos en los pueblos con menor densidad de habitantes de la Comunidad de Madrid. Entre las medidas más importantes se encuentra la instalación de la red de wifi y fibra óptica en los 78 municipios de la región con una población inferior a los 2.500 habitantes antes de que concluya el año.

Arquitectura tradicional

La promoción de Berzosa del Lozoya contará con diez viviendas adosadas. Siete de ellas tendrán tres dormitorios y otras tres dispondrán de dos habitaciones con unas superficies medias de casi 60 metros cuadrados útiles de media para las de dos dormitorios, y de 87 metros cuadrados para las de tres habitaciones.

La edificación contará con dos bloques rectangulares en una construcción tradicional característica de la zona de la Sierra, de forma que exista una integración volumétrica y espacial dentro del entorno urbano, tanto por sus cualidades estéticas como por las compositivas.

Dispondrá de calderas individuales de pellets en las viviendas de mayor tamaño y de hidro-estufa para calefacción también de pellets, y termo acumulador eléctrico para agua caliente sanitaria en las tres más pequeñas. Todos los pisos tendrán asignada una plaza de garaje y trastero.

Las viviendas en Horcajo de la Sierra-Aoslos se construirán en un inmueble de composición simétrica dos plantas, con una superficie de unos 50 metros cuadrados y una planta bajo cubierta, donde se situarán los trasteros y los depósitos individuales de pellets. Se trata de un edificio que respeta el diseño de las edificaciones colindantes y la arquitectura tradicional de la zona.

La edificación dispondrá de una caldera de biomasa para calefacción y, dada la climatología del lugar, no se prevé preinstalación de aire acondicionado.

En Puebla de la Sierra las cuatro viviendas que se construirán estarán adosadas en dos bloques rectangulares de dos unidades cada uno, tipo dúplex de dos dormitorios con una superficie media de 74 metros cuadrados útiles. Respetará la edificación tradicional serrana tanto en sus características estéticas como compositivas. Dispondrán de calderas individuales de biomasa en las cuatro viviendas para calefacción, también de pellets y termo acumulador eléctrico para agua caliente sanitaria.