Inmodiario

Knight Frank, la mayor consultora inmobiliaria privada del mundo, lanza la comercialización de dos nuevos inmuebles residenciales en Madrid: Carranza 15 y Cedaceros 3.

Carranza 15: invertir y vivir en el mejor Madrid

Ubicado en el distrito de Chamberí de Madrid, Carranza 15 es un proyecto de lujo, fruto de una rehabilitación integral. Un emblemático edificio de cinco plantas, además del ático, que incluye once viviendas de dos dormitorios, todas ellas diseñadas al detalle y con materiales de máxima calidad.

El edificio original data de 1900, patrimonio arquitectónico madrileño del siglo XIX. Respetando la normativa vigente, el proyecto ha implicado la restauración de la escalera de madera y los balcones de la fachada, aunque ha mantenido la estética original. Además, este inmueble cuenta con las condiciones térmicas y acústicas necesarias para garantizar el máximo confort.

Sus acabados, de alta calidad, han sido seleccionados con el objetivo de dotar de personalidad a los once pisos que conforman esta obra nueva. Así, se ha optado por cerámica rectificada, con efecto piedra, y tarima IPE, presente en terrazas y patios. Además, las cocinas se entregarán equipadas con electrodomésticos de alta gama, y en todas las viviendas se instalará calefacción por suelo radiante. Se contará con energía solar colectiva en la cubierta del edificio y climatización de frío y calor por aerotermia. La distribución de los espacios ha sido diseñada para aprovechar al máximo la luminosidad que aporta tanto la fachada como los patios del edificio. Todos los pisos cuentan con dos dormitorios, dos baños y un aseo. Los áticos dúplex disponen de una terraza de 52 m² con impresionantes vistas.

Cedaceros 3. La vanguardia reinterpreta el Madrid tradicional

Por su parte, Cedaceros es fruto de la cuidada rehabilitación de un edificio de arquitectura tradicional. Construido en ladrillo rojo y miradores de forja, el proyecto reinterpreta el pasado adaptado al futuro. Nueve viviendas de dos dormitorios con firma de autor, donde la vanguardia convive con el clasicismo en una simbiosis perfecta.

La privilegiada ubicación de este magnífico proyecto, situado en el centro de la capital, refleja la atmósfera del Madrid más tradicional con un diseño rompedor de lujo. Personalidad propia en continua evolución, en un entorno perfecto para disfrutar de la noche madrileña, de sus restaurantes, sus teatros y tranquilos rincones donde perderse, a un paso del glamour más exclusivo del Hotel Four Seasons.

Las nueve viviendas han sido reformadas con un gusto exquisito que combina a la perfección con los elementos clásicos propios de un edificio castizo de principios del siglo XX. Su buena orientación haciendo chaflán, junto con la altura de sus techos, dota a estas viviendas de un juego de luces que aporta diferentes matices de color según el momento del día. Los acabados y equipamientos de las viviendas han sido elegidos buscando la mayor calidad posible para que los detalles y la comodidad de estas viviendas satisfagan las expectativas más exigentes.