Vía Célere

PATROCINA
Inmodiario

Las denominadas zonas comunes se han convertido en elementos diferenciadores a la hora de comprar una vivienda. En un país en el que el 68% de la población reside en pisos, según el Estudio Baromético: La vivienda en España elaborado por Vía Célere, las instalaciones que los rodean suelen ser clave a la hora de elegir inmueble. Por este motivo cada vez son más las compañías que apuestan por la recreación de espacios cómodos, útiles y adaptados a todas las necesidades.

"El concepto de vivienda ha cambiado. Si bien hace unos años se perdió esa sensación de comunidad que tenían nuestros abuelos, en la actualidad la sociedad tiende a reclamar nuevos espacios y puntos de encuentro con sus vecinos, y ese es precisamente el origen de nuestras promociones. Buscamos no solo mejorar la calidad de vida de los propietarios, sino dotarles de herramientas para facilitar y potenciar también su vida social en un entorno distendido, controlado y cómodo", explica Cristina Ontoso, Directora Comercial, Marketing, Comunicación y Atención al Cliente en Vía Célere.

Así, consultados acerca de las zonas comunes, el 57% de la población reconoce disponer de ellas en su edificio o urbanización, en especial zonas verdes (34%), según los datos de Vía Célere, promotora especializada en el desarrollo, inversión y gestión de activos residenciales. A pesar de ello, aun el 42,5% de la población reconoce que no dispone de ninguna de estas áreas.

Es debido a esta alta demanda que las zonas comunes se han transformado en espacios versátiles y totalmente adaptados a las necesidades de los inquilinos. Según el análisis realizado, se ha comprobado que a medida que se tienen hijos más pequeños, se valora más la posibilidad de disponer de zonas de recreo, por lo que un 21% de los españoles en esta situación cuenta ya con áreas infantiles en su urbanización. De hecho, estas zonas se han ido modernizando y, además de parques de juegos al aire libre, en los últimos años Vía Célere ha apostado por recreaciones propias y diferenciales. Naves espaciales, submarinos o la selva son algunas de las temáticas que se emplean.

En segundo lugar, los espacios comunes han pasado a convertirse en eje central de gran parte de la actividad comunitaria y, al igual que pasa con los propios hogares, las necesidades y gustos al respecto también se han visto modificados con el paso de los años. De hecho, el 35% de los españoles considera importante contar con un parque o zona para perros, y el 36% incluso con una cafetería en las inmediaciones de su casa.

Por este motivo Vía Célere lleva años potenciando su sala social-gourmet. Se trata de un espacio que va más allá de una sala común al uso, ya que recrea una cocina con salón de una casa tradicional y cuyo principal objetivo es el que generar convivencia, además de ofrecer un área de descanso. Esta opción está siendo incorporada cada vez en mayor número de promociones, por lo que el 7% de los españoles reconoce contar con ella y emplearla de manera regular.

Zonas adaptadas a las necesidades de cada familia

Las jornadas laborales también han cambiado en las últimas décadas y en este sentido actividades de ocio como la práctica de deporte son muchas veces pospuestas precisamente por falta de tiempo. Por este motivo, y continuando con la adaptación a las necesidades de los vecinos, las promociones suelen incluir, ya casi de manera generalizada, un gimnasio. Si bien es un espacio aun poco explotado, lo cierto es que el 25% de los encuestados cuentan en compensación con cuarto para bicicletas.

Pero este tipo de áreas están siendo acompañadas por otros espacios diferenciales que ofrecen una exclusivad realmente significativa y donde la vida en común de los vecinos se convierte en protagonista. Entre ellas destacan las salas de cine que Vía Célere incluyó por primera vez en 2012. Se trata de un espacio en el que disfrutar de películas con total comodidad sin esperar colas ni desplazamientos.

Como parte de este nuevo vínculo algunas promociones han empezado a incluir también salón de belleza ofreciendo cada vez mayor comodidad a la hora de gestionar el tiempo libre. Además, en este espacio se fomenta la relajación, meditación y todo tipo de tratamientos para el bienestar de los vecinos, potenciando de esta manera una mejor calidad de vida.

En cuanto a las innovaciones más recientes, Vía Célere incluyó por primera vez en 2018 la guest house. Se trata de una estancia puesta a disposición de los invitados de los propietarios. Equipada como si de un apartamento al uso se tratara, está pensada para ofrecer alojamiento a las visitas, evitando desplazamientos a hoteles y garantizando la mayor comodidad en el tiempo en el que residan allí.

Con el fin de garantizar la mejor calidad de vida y tranquilidad, recientemente se han incorporado las "casas que salvan tu vida", espacios especialmente indicados para la prevención de diversas afecciones ya que dispone de dispositivo antiatragantamiento y desfibrilador.

En continua evolución, estos espacios cobran cada vez más protagonismo, buscando soluciones más versátiles y adaptadas a los cambios sociales y de hábitos que experimenta la sociedad.