Inmodiario

La startup inmobiliaria Brickbro acaba de poner a la venta un lote de 10 lofts en la zona alta de Barcelona valorado en 1,57 millones de euros.

La mayoría de esos lofts han sido financiados a través de la plataforma de crowdfunding de la empresa, en operaciones que han llegado a cerrarse entre los últimos meses de diciembre y enero hasta en menos de 20 horas.

Los precios de los loft oscilan entre los 99.000 euros que vale el ubicado en la calle Camp 18, y el de calle Córcega 601, a apenas dos manzanas de la Sagrada Familia, valorado en 210.000 euros.

En este momento, y durante los próximos 21 días, los inmuebles se venderán a los inversores interesados con un diez por ciento de descuento.

La estrategia de Brickbro consiste en comprar vía crowdfunding espacios industriales y comerciales en desuso, remodelarlos de acuerdo a las últimas tendencias del diseño y venderlos en el mercado con un retorno de utilidad a sus inversores por encima del 14%.

En este momento, más de 2.000 usuarios están ya registrados en la plataforma, donde pueden invertir a partir de 50 euros.

"Estamos muy contentos con el desarrollo que está teniendo la compañía. En este momento, muchos inversores han optado por dejar dinero comprometido dentro de la plataforma para futuras inversiones, ya que en todas las operaciones que hemos sacado al mercado hemos tenido sobredemanda", explicó Guillermo Preckler, CEO de la compañía.

La política inmobiliaria de la empresa implica la identificación y compra de inmuebles que, una vez comprados, pueden ser alquilados con una rentabilidad de entre el seis y el ocho por ciento.

Todos ellos se encuentran en los principales barrios de Barcelona, como Sarrià-Sant Gervasi o el propio barrio de la Sagrada Familia.

Brickbro está especializada en la compra de oficinas, locales y entresuelos con la posterior transformación a lofts a través de una reforma la cual revaloriza el inmueble para su venta. Este tipo de activo permite revalorizar la inversión en un plazo muy corto.

La empresa, cuyo principal inversor es la incubadora de empresas Demium Startups, aspira a convertirse en la principal proptech de España en el segmento industrial y comercial del país.

En la actualidad, opera en Barcelona, pero tiene previsto comenzar a ofrecer a sus inversores oportunidades en Madrid, Valencia y Bilbao a partir del segundo trimestre del 2019.

Para invertir el usuario sólo se necesita registrarse en la plataforma, escoger la oportunidad y esperar la plusvalía generada. La compañía tiene el compromiso de encontrar proyectos innovadores, con alto impacto global, ofreciendo asesoría con seriedad y responsabilidad, siempre respaldando su inversión y mitigando con el mayor cuidado los riesgos asociados.

El mercado de inversión inmobiliaria en España mueve 11.200 millones de euros cada año. Mientras, el crowdfunding creció casi un 400% en 2017, llegando a la cifra de los 250 millones de euros.

"La unión del mundo del fintech y el inmobiliario, tan arraigado en España, es la receta de nuestro éxito", explicó Carolina Santa Cruz, socia fundadora de la compañía.