Inmodiario

La empresa pública Suelo y Vivienda de Aragón, dependiente del departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, ha sacado a licitación el proyecto de ejecución, y la dirección de obra de la primera fase, de la promoción de viviendas en régimen de arrendamiento en la calle de la Merced de Huesca.

El solar del "Cuartel de la Merced" es propiedad de Suelo y Vivienda de Aragón y se destinará a la construcción de un bloque de viviendas destinadas al alquiler asequible. El edificio contará con alrededor de 90 viviendas construidas bajo el estándar "Passivhaus" y que se irán construyendo en varias fases.

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, ha señalado que se da un nuevo paso en este proyecto con el objetivo de comenzar las obras en 2019. Se trata de una apuesta decidida por la revitalización del casco histórico de Huesca tras el derribo del Cuartel de la Merced y la ampliación de la calle de la Merced.

Tal y como ha señalado el consejero, "apostamos por una zona de viviendas de alquiler asequible y por unas viviendas de consumo energético casi nulo, dentro de nuestra apuesta por reducir los gastos mensuales de los inquilinos y por la optimización de los recursos energéticos".

La realización de las obras de ejecución de la primera fase de la promoción comprenderá entre 25 y 32 viviendas. Las tipologías de viviendas serán principalmente de 2 y 3 dormitorios con la intención de completar la oferta de vivienda de forma versátil y sin encarecer los alquileres. Con este diseño se pretende abarcar un amplio abanico de modelos de unidades familiares.

La parcela tiene una edificabilidad de 8.848 m² construibles con fondos de edificación marcados en el PGOU y un número máximo de viviendas de 90 viviendas. El número de plantas hacia las calles de La Merced y San Lorenzo y es de planta baja, tres alturas y ático salvo en los encuentros con la edificación colindante que disminuye a planta baja, dos alturas y ático. La edificación que se sitúa en el interior de la parcela adosada a la medianera colindante de la calle San Lorenzo tendrá un número máximo de plantas de planta baja, dos alturas y ático.

La construcción de las viviendas se realizará siguiendo el estándar "Passivhaus". Mediante la excelente calidad térmica de los materiales de cerramiento del edificio (paredes, ventanas y puertas), el uso de las fuentes de calor internas (procedentes de los dispositivos eléctricos que normalmente se usan en los hogares) y la minimización de las pérdidas de ventilación con un sistema controlado con recuperación de calor, la vivienda pasiva no necesita los mecanismos de refrigeración ni calefacción convencionales.

La demanda de calefacción es inferior a 15 kWh/m2 al año, lo que supone una reducción de más del 90 % respecto de la media. Consiguiendo un alto grado de confort térmico y acústico interior y una reducción de la factura energética.

  • Tags