Inmodiario

La reurbanización de las Casernes de Sant Andreu incluye el nuevo parque de Antoni Santiburcio, de 22.000 metros cuadrados, que se convertirá en la zona verde más grande del barrio. La actuación prevé también la construcción de 160 viviendas para la tercera edad, un centro juvenil y un centro deportivo. La primera fase de los trabajos terminará a lo largo del primer semestre del 2018.

La intervención transformará los dos solares vacíos y sin uso que hay actualmente entre la calle Gran de Sant Andreu, el paseo de Santa Coloma, las calles de Fernando Pessoa i de Palomar, y el paseo de Torres y Bages, en un espacio verde con equipamientos comunitarios y vivienda social para los vecinos y las vecinas de Sant Andreu.

El nuevo parque de Antoni Santiburcio tendrá 22.000 metros cuadrados e incluirá una zona de arbolado, parterre aromático y jardineras, colina con plazas y miradores, espacios de estancia y una fuente, y áreas de juegos infantiles y de ejercicio para jóvenes y personas mayores.

"Queremos que este entorno se convierta en un pulmón verde del distrito y sobre todo del barrio de Sant Andreu. La reurbanización de las Casernes, largamente reivindicada, simboliza el urbanismo social y verde que priorizamos para dignificar los espacios y coser los barrios", ha destacado la teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz.

La actuación también prevé la construcción de 160 viviendas para las personas mayores con espacios y servicios comunes, un casal de jóvenes anexo con un programa de usos diversos gestionado desde el Distrito y un pabellón deportivo. Además, el proyecto incluye la rambla de las Casernes, un nuevo paseo de más de 11.000 metros cuadrados, y una planta de aparcamiento.

La primera fase de los trabajos, que ya ha empezado, incluye 12.000 metros cuadrados de zona verde y se prevé que esté terminada a lo largo del primer semestre del 2018. Durante todo el año se ejecutará la segunda fase del parque, se construirán los equipamientos y se urbanizará el nuevo paseo, y en el 2019 se prevé que esté terminado el polideportivo.

Este proyecto es la primera actuación importante en las Casernes desde que en diciembre del 2015 el Ayuntamiento firmó un acuerdo con el Consorcio de la Zona Franca para reactivar la zona.