Inmodiario

El Consejo de Dirección de la Entidad de Infraestructuras de la Generalitat (EIGE) presidido por la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, ha aprobado iniciar los procedimientos para poner en marcha las obras de ocho edificios de viviendas protegidas de la Generalitat que fueron paralizadas y abandonadas por el anterior gobierno del PP. La previsión es poder iniciar las obras en 2018 después de realizar todos los trámites necesarios.

Según ha explicado la consellera, "la apuesta del actual Consell por la vivienda protegida es clara y decidida, hemos avanzado mucho en estos dos años para volver a poner la VPO en la primera línea de gestión y ahora es momento de dar un paso más" y ha destacado que las viviendas de todas estas promociones se gestionara en régimen de alquiler asequible.

De esta manera, en el caso de la ciudad de València, en el barrio de Velluters, está previsto el reinicio de las obras para finalizar una promoción de seis viviendas protegidas en la plaza Coll-Bisbesa 4, y la reanudación de los trabajos en la calle Murillo 38 y la calle Tejedores 18.

Por lo que respecta al barrio del Carmen, se prevé retomar las obras de rehabilitación en la plaza del Árbol 2, en la calle Pintor Fillol 11 y en la calle Garcilaso 5.

En la provincia de Alicante, concretamente en Aspe, se reiniciarán las obras de 42 viviendas protegidas que se paralizaron en 2009 y que se destinarán en alquiler a colectivos específicos como jóvenes o mayores. Por lo que respecta a Castellón, está previsto poner en marcha el próximo año la tramitación de una rehabilitación de un bloque de 35 viviendas de la calle Santa Cruz de Tenerife de Castellón.

En este sentido, la consellera ha recordado que cuando el actual gobierno llegó a la Generalitat en 2015 el parque de viviendas de VPO estaba "desatendido" con más de 380 viviendas protegidas sin vender y el 45% del parque de viviendas de VPO de alquiler vacío, sobre todo, "por la falta de planificación del anterior Consell, la mala ubicación de de muchas promociones o los precios inadecuados para la realidad del momento".

Sin embargo, en estos dos años la conselleria de Vivienda a través del EIGE ha puesto en marcha una serie de medidas como el Plan de Ocupación de Vivienda en venta, la modificación del régimen de uso de las viviendas de compra a alquiler, el Plan de Alquiler Asequible para adaptar los precios a la situación económica de los inquilinos o el Plan de Impulso de la Vivienda Protegida en colaboración con los ayuntamientos.

Todo esto ha permitido que se ocuparan 157 viviendas que estaban en venta, lo que supone un 41% de las viviendas que estaban vacías en julio de 2015 o que, en estos momentos, la ocupación del parque de viviendas de alquiler sea del 70%.

Por ello, "la puesta en marcha de las promociones que quedaron paralizadas por la falta de planificación del anterior Consell es un paso más en esta política de apuesta decidida por la VPO", ha indicado Salvador.
Por otro lado, el consejo de dirección de la EIGE también ha aprobado la resolución de los convenios urbanísticos con los ayuntamientos de Cullera, Torrevieja, El Verger y La Pobla de Vallbona, lo que permitirá a la entidad abordar un Plan de Racionalización Urbanística.

Salvador, que ha estado acompañada por la directora general de EIGE, Helena Beunza, ha apuntado que "uno de los problemas principales que se encontró la Generalitat fue la gran falta de planificación del anterior gobierno, con convenios de gestión de suelo del antiguo IVVSA de la época del conseller Blasco que no se han ejecutado". De hecho, ha criticado que "no se realizaban análisis de viabilidad ni de justificación de la Generalitat lo que ha costado muy caro a todos los valencianos".

Por ello, el objetivo ahora es "adecuar la gestión urbanística de la empresa pública EIGE a los principios de eficacia y eficiencia y centrar la actuación en materia de vivienda".

Así, el consejo ha autorizado la resolución, de mutuo acuerdo, del convenio urbanístico suscrito con el Ayuntamiento de Cullera el 11 de diciembre de 2013 para el desarrollo del sector Vega Port.

Por lo que respecta a Castellón de la Plana, el consejo ha aprobado la tramitación ante el Pleno del Consell de la resolución del convenio de mutuo acuerdo del Sector 27 y la Unidad de Ejecución 84 con el Ayuntamiento firmado el 28 de enero de 2004, mediante el cual se pretendía generar parcelas destinadas a viviendas protegidas.

También se ha decidido mantener la gestión de la Unidad de Ejecución 83 de Castellón que se desarrollará cuando el Ayuntamiento apruebe el Plan General, al igual que el Sector 24, que se acordará la suspensión temporal de la ejecución del Programa de Actuación integrada de dicho ámbito.

El Consejo de EIGE también ha acordado dar por resueltos el convenio para la edificación de viviendas protegidas suscrito el 2 de marzo de 2010 con el Ayuntamiento de Torrevieja, así como el convenio con el Ayuntamiento de El Vergel del 27 de noviembre de 2009.

Además, también se ha aprobado la resolución, de mutuo acuerdo, de los convenios suscritos con el Ayuntamiento de La Pobla de Vallbona el 3 de julio de 2008 para el desarrollo del Sector de Suelo R-18 y el de 23 de diciembre de 2008 para la promoción de viviendas protegidas en suelo dotacional.

Otro de los puntos tratados en el consejo de dirección ha sido la autorización para que la directora general de EIGE realice las actuaciones necesarias encaminadas a la resolución, de mutuo acuerdo, del convenio con el Ayuntamiento de Sagunto del 16 de febrero de 2004 para el desarrollo de Macrosector V.

  • Tags