Inmodiario

Último paso municipal para dar luz verde a la transformación de Can Batlló. La modificación del planeamiento que propone el Ayuntamiento para poder crear más zonas verdes, nuevos equipamientos y 1.455 viviendas en el ámbito de Can Batlló, lo tiene que aprobar definitivamente la Generalitat. En total, el equipo de gobierno tiene prevista una inversión de 64 millones de euros durante este mandato para este proyecto.

La aprobación provisional de la Modificación del Plan General Metropolitano que actualiza el planeamiento vigente en el recinto de Can Batlló, es una de las actuaciones que se han impulsado en los últimos meses y que significan un paso adelante importante en la rehabilitación y dinamización del recinto fabril y la definición de los usos ciudadanos que se desarrollarán en este. Además, permite destacar el carácter patrimonial del recinto industrial, mejorar la zona verde y dar respuesta a las nuevas demandas de equipamiento.

La modificación supone adaptar el planeamiento vigente, aprobado hace diez años, a las necesidades actuales del barrio. Se pretende destacar el recinto industrial y el carácter histórico de las naves que rodean la nave central de la antigua fábrica y recuperar su carácter originario. La nueva ordenación se elevará a la Subcomisión de Urbanismo de Barcelona, órgano de la Generalitat, para su aprobación definitiva.

La modificación se desarrolla sobre una superficie total de 139.200 metros cuadrados e incluye dos subámbitos: el de la antigua fábrica de Can Batlló y el de la antigua estación ferroviaria de Magòria. En total, esta superficie se reparte del modo siguiente. Más de 60.000 metros cuadrados de zona verde y espacios libres, casi 8.400 para la red vial, unos 41.000 metros cuadrados para equipamientos y casi 30.000 para vivienda, incluida la de uso dotacional.

El nuevo planeamiento ajusta la zona verde con el fin de acercarla al barrio de la Bordeta. Del total de 60.323 metros cuadrados, 48.272 son de Can Batlló y 12.051 de Magòria. En los dos ámbitos, los espacios verdes reservados tienen la consideración de parques urbanos, ya que superan los 12.000 metros cuadrados.

Se garantiza que todos los equipamientos serán de titularidad pública. En el ámbito de Can Batlló, algunos de estos equipamientos serán una escuela, un centro de limpieza, usos culturales y vecinales, una escuelas de medios audiovisuales (ya en construcción) y también se está estudiando ubicar allí el Archivo Municipal de la Ciudad.

El nuevo planeamiento incluye también la previsión de suelo para construir 1.455 viviendas en todo el ámbito, 470 de las cuales tendrán algún tipo de protección. Además, dentro del subámbito de Magòria se fija una reserva de suelo de hasta 1.869 metros cuadrados que se podrá destinar a vivienda dotacional. En total, el equipo de gobierno tiene prevista una inversión de 64 millones de euros para el proyecto de Can Batlló.

  • Tags