Inmodiario

El bloque de viviendas de madera que está construyendo la sociedad pública vasca Visesa, en la localidad guipuzcoana de Hondarribia, es el edificio residencial más grande y de mayor altura jamás construido en el suroeste de Europa en este material.

Con este proyecto se ha querido poner en valor la apuesta de Visesa por la madera como elemento constructivo tecnológicamente avanzado y medioambientalmente sostenible, y viene a poner de manifiesto que la edificación de vivienda pública es perfectamente compatible con la calidad y la innovación, tanto en lo que se refiere a las técnicas constructivas, como en lo que tiene que ver con el aislamiento, la eficiencia energética y la habitabilidad en general.

El edificio cuenta con 2 plantas soterradas de garaje y una planta baja comercial realizada con estructura de hormigón armado. La madera se ha utilizado de forma integral en paredes, forjados y escaleras, en las cuatro plantas superiores y en las cubiertas mediante la incorporación paneles de madera contralaminada (CLT).

En este tipo de construcciones todos los elementos, tanto los muros principales como las fachadas o las particiones interiores, colaboran en la trasmisión de cargas y asumen funciones de arriostramiento para la estabilidad del conjunto.

El proceso de fabricación y montaje de los paneles es industrial y lo ha llevado a cabo la empresa vasca Egoin en su fábrica de Ea, en Vizcaya. En total se han empleado 2.200 metros cúbicos de madera contralaminada de pino radiata procedente de los bosques del entorno.

La construcción industrializada en madera permite tiempos de montaje de gran brevedad, minimizando las desviaciones provocadas por variables tales como la climatología. En el caso del edificio de Hondarribia el proceso de fabricación, montaje, transporte y colocación de los paneles de madera ha permitido ganar hasta cuatro meses en la ejecución de la obra.

El edificio de Hondarribia ha generado una enorme expectación en el sector de la construcción y en el mundo de la arquitectura, tanto es así que se están organizando numerosas visitas informativas a la propia obra.

Además, el bloque forma parte de un estudio comparativo que se está realizando con otro edificio -una residencia de estudiantes de la Universidad de la Columbia Británica, en Vancouver, Canadá-, que se está construyendo con la misma técnica.