Inmodiario

Situado en Calle Portaferrissa 21, es el sexto establecimiento de la cadena en la Ciudad Condal y el 91º en toda España. La marca pretende llegar al centenar de tiendas a finales de 2017.

Con 10 millones de clientes anuales, los planes de crecimiento de Primor pasan ahora por Canarias, Ceuta y Melilla, así como por iniciar su proceso de internacionalización en Portugal.

La reconocida cadena de perfumerías Primor, con tiendas en la mayoría de centros comerciales de toda la Península y que en los últimos años ha empezado a abrir locales a pie de calle, ha abierto su sexto establecimiento en Barcelona en pleno centro, en la concurrida Calle de Portaferrissa 21, situada al lado de Las Ramblas. La nueva tienda, con una superficie total de 600 metros cuadrados, se suma a las otras 5 que hasta el momento había abierto la empresa en Barcelona, ubicadas también en zonas muy transitadas como Calle Pelayo, CC La Maquinista, CC Splau, CC Maremagnum y CC Gran Vía 2. La operación se ha realizado bajo la asesoría de la empresa de gestión de patrimonios e inversión Laborde Marcet.

Primor, fundada en 1953 en Málaga como una empresa familiar, ha conseguido alcanzar los 91 establecimientos a nivel nacional y dar servicio hasta a 10 millones de clientes al año a través de una estrategia de crecimiento exponencial en los últimos años. El modelo de negocio de la compañía está basado en grandes espacios multimarca en los que se combinan productos de lujo con artículos de primera necesidad, complementos y regalos.

"El centro de Barcelona registra una muy alta demanda, ya que tiene arterias comerciales muy transitadas tanto por el consumidor local como por los turistas que visitan la ciudad, los cuales hacen que la marca incremente sus ingresos notablemente", afirma Miquel Laborde, socio fundador de Laborde Marcet.

Por su parte, Juan Ricardo Hidalgo, CEO de Primor, manifiesta que "la oferta de productos de calidad adaptados a las nuevas tendencias del mercado, junto con la correcta ubicación del local para la comercialización de los mismos, son factores clave para un negocio de éxito. Nuestra prioridad es generar mucho tráfico de clientes en tienda".

El crecimiento de un concepto innovador de perfumerías

Primor se dirige a un público de todas las edades que busca tanto productos de lujo como artículos de primera necesidad. La gran superficie de todos sus locales le permite crear secciones especializadas e independientes entre sí. Se caracteriza por una evolución constante y por la inclusión de nuevas marcas y tendencias. En sus establecimientos los clientes pueden encontrar un amplio abanico de firmas como Dior, Armani, Lancôme, YSL, Essence, Catrice, Maybelline o Rimmel.

La compañía pretende seguir su proceso de implantación en toda la geografía española, teniendo entre sus próximos objetivos a corto plazo su implantación en las autonomías de Canarias, Ceuta y Melilla. También dará el salto a Portugal, un país adecuado para testar su modelo de negocio e iniciar su expansión internacional tanto por cercanía geográfica como por proximidad cultural y de hábitos de consumo.