Inmodiario

Se ha acelerado la tendencia en cuanto al comercio online y la flexibilidad en cambios de uso.

El logístico puede llegar a convertirse en un valor refugio gracias al empuje del ecommerce.

Este año el sector logístico se está viendo afectado por el parón de la actividad, pero se trata de un segmento inmobiliario muy sólido, con un futuro prometedor. Es el momento de ser innovadores y oportunos, ya que en 2021 asistiremos a una recuperación sustancial. Estas son las principales conclusiones extraídas de la nueva edición de SavillsTalks at Home, en la que destacados expertos en la materia han debatido sobre el futuro del sector logístico en el corto, medio y largo plazo.

En esta sesión, que ha sido moderada por Antonio Montero, Head of Industrial & Logistics en Savills Aguirre Newman, los ponentes han coincidido en que la crisis sanitaria ha puesto de manifiesto la importancia de la logística para el buen funcionamiento de la economía y que se han acelerado tendencias que ya estábamos percibiendo en cuanto al comercio online y la flexibilidad en cambios de uso para adecuarse a las condiciones de la demanda.

El sector está muy consolidado en España y tiene unos fundamentales para la inversión muy sólidos, por lo que los expertos coinciden en que puede llegar a convertirse en un valor refugio gracias al empuje del ecommerce. Es un segmento que no cuenta con problemas de financiación estructural en el sistema y en el que se han realizado promociones de alta calidad en los últimos años. La crisis de 2008 provocó una alta profesionalización del sector que está ayudando a afrontar la actual situación y a mantener activo el mercado de inversión.

Las previsiones de incremento de la penetración del ecommerce para dentro de dos o tres años se han adelantado y materializado en seis meses. Con este crecimiento, se impulsará la demanda de centros logísticos cercanos al consumidor, y podría motivar la aparición de edificios multinivel por ahora poco presentes en nuestro país.

Con respecto a los espacios logísticos denominados de última milla, su desarrollo está condicionado por la normativa urbanística, por lo que requieren flexibilidad por parte de las autoridades para adecuarse a las condiciones de la demanda. Con una normativa en España más estricta y estática que en otros países, los expertos señalan la necesidad de ser más competitivos en la oferta y esperan que se produzca una mayor interlocución entre administraciones públicas y el sector privado.

En cuanto a la inversión, todos los ponentes reunidos por Savills Aguirre Newman han coincidido en que España es un país muy atractivo al contar con un producto que se ha modernizado en los últimos cinco años en calidades de construcción, protocolos de protección contra incendios y sostenibilidad, aspectos que aportan un gran valor añadido.

Los expertos señalan además que esta crisis va a producir una mayor especialización en la inversión.

Por parte de la demanda de usuarios, se irá estabilizando a medida que avancemos en el tiempo. Hay muchos operadores y retailers que buscan ampliar su espacio de cara al corto y medio plazo al estar analizando y modificando sus estrategias de cadena de suministro, lo que conlleva que la demanda pueda estar relativamente activa, cubriendo la oferta existente en el mercado. En este sentido, los expertos aseguran que todavía hay espacio disponible y que las rentas no van a sufrir.

Durante el encuentro, los expertos han señalado que el mercado asiático representa un termómetro real en estos momentos, un espejo donde mirarse. Allí hubo un parón del sector logístico más importante que el de España, y la desescalada está siendo muy rigurosa y bien organizada. El aprendizaje lo encontramos en la disciplina y la prudencia que están adoptando a la hora de tomar medidas de protección en toda la cadena del sector logístico.