Inmodiario

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha considerado que, tras la ampliación hacia el Polígono de los Astilleros, la Zona Franca reforzará la competitividad del Puerto y contribuirá al aumento del empleo industrial en la capital y su área metropolitana, tal y como recoge el Plan Estratégico Sevilla 2030. Espadas, además, ha resaltado el avance administrativo para el nuevo vallado, con el objetivo de que puedan licitarse sus obras en los próximos meses.

Espadas ha visitado hoy junto con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, las instalaciones de la compañía Sevitrade, que se ubica en el espacio actual de la Zona Franca.

El alcalde ha agradecido al Gobierno central la aprobación en mayo pasado del proyecto de ampliación del recinto fiscal, una iniciativa municipal que comenzó a fraguarse en 2017 y que se pretende que sea efectiva a lo largo de 2020, una vez que se materialice el nuevo vallado hacia el Polígono Astilleros, condición sine qua non para que pueda ser una realidad.

El vallado es necesario ya que una zona franca es un área con seguridad perimetral, con control de accesos y vigilancia las 24 horas, donde existen garantías para que realmente las compañías que se instalan cumplan las exigencias del beneficio fiscal.

"Se trata de un proyecto fuerte. Solo cinco años atrás, apenas había actividad en las instalaciones que antiguamente ocupaba Astilleros Españoles, y hoy es un motor de la industria y del empleo industrial de la ciudad y su área metropolitana, de ahí esta iniciativa para que sus empresas tengan los beneficios fiscales de una zona franca a la actividad exportadora", ha sostenido el alcalde.

El regidor hispalense, asimismo, ha destacado la evolución a la baja que ha tenido el desempleo en la industria, con casi un 30 por ciento de descenso (29,32 por ciento) en la capital en los últimos cuatro años (hasta el mes de junio de 2019), por encima de la media del conjunto de la economía sevillana (22,15 por ciento) y del sector de los servicios (17,19 por ciento). "En esta línea debemos seguir trabajando para que se cree más empleo industrial, y ese es el objetivo último de ampliar la Zona Franca de Sevilla", ha concluido el alcalde.

La ampliación será de 43,3 hectáreas que se sumarán a las 72 con las que cuenta la Zona Franca de Sevilla en la actualidad. La intención, además abarcar a empresas ya radicadas en el Polígono Astilleros, es atraer a nuevas compañías. El Consorcio de la Zona Franca tiene ya en su fase administrativa la redacción del proyecto del vallado, previa a la licitación de la obra.