Inmodiario

La Terminal Marítima de Zaragoza (tmZ) afronta una nueva ampliación de sus instalaciones con la que duplicará su capacidad de trabajo y el posicionamiento en el panorama logístico europeo. Los trabajos, valorados en 5 millones de euros, comenzarán de manera inminente y deberán estar concluidos en el mes de julio.

Con este proyecto, tmZ afronta la quinta ampliación desde que empezó a trabajar en 2007. La última tuvo lugar el verano pasado cuando la zona de manipulación de los contenedores ganó 12.000 m2 de superficie para poder responder a la demanda generada en la cadena de montaje del Opel Mokka en la factoría de Figueruelas.

La captación de nuevos nichos de negocio y el crecimiento continuado de este modelo intermodal de transporte que pone en contacto a los transitarios, a los transportistas y a los operadores logísticos de nuestra área de influencia con los importadores y los exportadores, ha animado afrontar este nuevo desarrollo de las instalaciones, ubicadas en el recinto de Mercazaragoza.

TmZ responde al modelo de ciudad de oportunidades que persigue Zaragoza y que trata de atraer nuevos negocios y nuevos nichos de mercado en el ámbito de la logística y también en el mundo agroalimentario, que se traduzcan en generación de riqueza, de empleo de calidad y de bienestar para sus habitantes.

La terminal marítima permite a los clientes que llegan por camión a tmZ trasvasar sus mercancías al tren y operar con los puertos españoles como si ya estuvieran en las infraestructuras portuarias y así conectar con los grandes puertos del mundo desde la capital aragonesa.

Esta circunstancia que ofrece a los clientes eficiencia y que se traduce en ahorros económicos en el movimiento de sus mercancías ha hecho que la tmZ haya alcanzado en 2014 el máximo de actividad con 2.200 composiciones anuales ( término que hace referencia a la carga y descarga de un tren) y supone un crecimiento de un 95% respecto al año anterior.

La misma evolución siguen los movimientos ferroviarios con la manipulación de los Teus (que son los contenedores de 20 pies, aunque en la tmZ la mayoría de los que operan tienen el doble de capacidad) y que se han duplicado respecto a 2013 en la zona de depot, donde se llevan a cabo los cambios entre el camión y el tren.

Dicho de otra manera, desde el inicio de los trabajos de tmZ no se ha dejado de crecer, pero 2014 ha supuesto un récord en las actividades de la empresa con más de 150.000 movimientos y más de 270.000 Teus manipulados, que han supuesto duplicar la actividad de 2013 e incrementar en un 40% la de 2012, que fue un año de fuerte despegue. Esta tendencia además se mantiene y los resultados de estos mismos parámetros del primer trimestre de 2015 ya arrojan un aumento de un 20% respecto del mismo periodo de 2014.

Los trabajos que se van a hacer en la tmZ afectan al área ferroviaria y a la zona de estorage y manipulación. Respecto de las vías, esta quinta ampliación se centra en la realización de dos nuevas vías de carga y descarga y de una tercera auxiliar, además de la ampliación de otras dos de recepción y expedición.

Hasta ahora la terminal dispone de cuatro vías de expedición y recepción, dos de carga y descarga y una auxiliar. La nueva playa de vías no sólo permite trabajar con composiciones ferroviarias más grandes, sino ganar en agilidad y en capacidad de trabajo.

La segunda gran actuación se destina a realizar la preinstalación de las conexiones con las torres de contenedores refrigerados, que supondrá un salto adelante en las posibilidades de la terminal multimodal y el impulso de Mercazaragoza como plataforma logística agroalimentaria exportadora.
Hay que señalar además, que los esfuerzos de Zaragoza por posicionarse como ciudad especializada en logística le han hecho estar presente por derecho propio en el proyecto Clyma, cuyo objetivo es el impulso del tramo Madrid-Lyon del futuro Corredor Mediterráneo y de la red Ten-T que enlazaría ambas capitales pasando por Zaragoza y multiplicando las oportunidades de negocio de todo el valle del Ebro.