Inmodiario

Santiago de Compostela. La Xunta de Galicia, a través de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, destinará más de 11 millones de euros a la definición de 16.700 plazas de estacionamiento de vehículos en un total de 67 propuestas de aparcamientos disuasorios, que permitirán eliminar más de 5 millones de vehículos al año de las ciudades gallegas.

Se calcula que el Plan de Aparcamientos Disuasorios, una vez en marcha, ahorrará cada año a los usuarios unos 93 millones de kilómetros de desplazamientos, más de 6 millones de litros de combustible y 9,5 millones de euros, además de suponer 17.800 toneladas menos de CO2 emitidas a la atmósfera.

Así lo ha explicado el consejero de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández, quien –acompañado por el director general de Movilidad, Miguel Rodríguez Bugarín– presentó esta iniciativa que beneficiará a 1,5 millones de personas residentes en las áreas metropolitanas.

Cabe precisar que los aparcamientos disuasorios son áreas para estacionamiento de coches situadas en el perímetro de las ciudades, en las que se realiza la intermodalidad entre el vehículo privado y un modo de transporte público colectivo (principalmente el autobús, pero también otros como el tren) o bien el coche pero en su modalidad de viaje compartido o ‘car-pooling’ (práctica de compartir por turnos el uso de un automóvil por dos o más personas, generalmente para viajar juntos al trabajo, centro educativo, etc).

El trabajo realizado por la Dirección General de Movilidad supuso analizar un total de 106 emplazamientos de los que se seleccionaron 67 con una capacidad potencial de 16.715 plazas repartidas en 15 ayuntamientos del ámbito del Plan. Los criterios de selección utilizados fueron, fundamentalmente, su cercanía a la oferta de transporte público y el fácil acceso a la red viaria interurbana.

El plan supondrá actuar en espacios ya existentes, que podrán ampliarse según las necesidades, o la construcción de otros nuevos. Con el mismo se pretende realizar una planificación coordinada y una adecuada gestión de los estacionamientos intermodales en cada una de las principales ciudades gallegas.

Las actuaciones formuladas en el plan para potenciar el uso de los aparcamientos disuasorios consistirán, entre otras, en la puesta en marcha de una señalización común para todos de manera que los ciudadanos los identifiquen claramente en los accesos a las ciudades. Además, se plantearán con los ayuntamientos las modificaciones necesarias en la oferta de transporte para conectarlo adecuadamente con las áreas de intercambio modal, y se pondrán en marcha ventajas como una tarificación conjunta para el intercambio entre el vehículo privado y el transporte público.

Con este proyecto la Xunta pretende disminuir el tiempo de desplazamiento al obtener la máxima eficiencia en cada etapa de viaje; potenciar el uso del transporte público y evitar la movilidad en vehículo privado en vías y zonas congestionadas.

Agustín Hernández matizó que “se trata de un documento de ordenación del territorio en el que pretendemos establecer la ubicación de los aparcamientos disuasorios y su capacidad” en función de las necesidades de movilidad detectadas. “Posteriormente –añadió– se estudiarán las fórmulas y oportunidades de desarrollo, algo que necesariamente habrá que cerrar con cada ayuntamiento”.

En relación con la inversión, de 11,4 millones de euros, el consejero señaló que “se gestionará también en colaboración con los ayuntamientos, pero puede ser asumido por la Xunta de Galicia”. Afirmó que en una primera fase están previstos cerca de 4 millones de euros que se asumirán con cargo a los presupuestos de la Consellería.

El documento se realizó habida cuenta a los ayuntamientos, a los que se solicitó su colaboración. Así, se celebraron reuniones de nivel técnico para recabar documentación y propuestas. Además, los ayuntamientos también tuvieron la oportunidad de participar en la fase de consultas ambientales.

El plan acaba de ser declarado de incidente municipal por el Consello da Xunta la pasada semana y el próximo viernes, 13 de julio, iniciará la fase de información pública. Así, durante dos meses los ciudadanos, administraciones y entidades podrán presentar alegatos a las 67 propuestas de aparcamientos disuasorios, que pueden verse modificadas o mejoradas por los alegatos que se presenten. La previsión de la Xunta es contar con la aprobación de este plan en el primero trimestre de 2013.