Inmodiario

Madrid. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha inaugurado el polígono industrial Casablanca en Torrejón de Ardoz, junto al alcalde de la localidad, Pedro Rollán, donde destacó que este proyecto supone un importante impulso para la economía regional, especialmente para el sector industrial madrileño, que se caracteriza por su gran dinamismo y competitividad, muy por encima de la media nacional.

El Gobierno regional está estudiando la posibilidad de dotar de suministro de gas a los polígonos industriales e incentivar la sustitución de calderas industriales por otras nuevas de gas, así como impulsar el uso de paneles solares en estos polígonos. De esta forma, se mejorará la eficiencia energética de las industrias situadas en estas zonas, lo que redundará en beneficio del medioambiente y de la mejora de la competitividad del sector industrial de la Comunidad.

Asimismo, se pretende incrementar la competitividad de los polígonos industriales a través de la mejora de las infraestructuras eléctricas, mediante acuerdos con las compañías suministradoras que mejore la continuidad y calidad del suministro eléctrico en estas áreas.

La industria madrileña ha crecido un 4,4% en el acumulado del año, mientras que ha descendido un 0,2% en el conjunto de España, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística. Además, aunque la Comunidad de Madrid es una economía eminentemente terciaria, donde el sector servicios genera más del 80% de la actividad económica, la industria regional es la más tecnológica e innovadora de España.

La Comunidad viene trabajando en la rehabilitación y modernización de áreas industriales y sus infraestructuras con el objetivo de modernizar y adaptar las áreas económicas existentes en la región, a las nuevas necesidades empresariales. Así, en los últimos años, gracias a esta línea de actuación, se han modernizado 46 áreas industriales, situadas en 36 municipios de la región, con 3.600 empresas y con una inversión total superior a los 26 millones de euros

También, entre las medidas que desarrolla el Gobierno regional para la promoción de suelo industrial destaca el Programa de desarrollo de parques tecnológicos, que la Comunidad comenzó hace ya cuatro años al crear la Red de Parques y Clusters en colaboración con la Cámara de Comercio e Industria de Madrid y la Confederación Empresarial de Madrid.

Actualmente, la Red de Parques y Clusters cuenta con cinco Parques Tecnológicos: Tecnoalcalá, Leganés Tecnológico, Área Tecnológica del Sur (Getafe), Móstoles Tecnológico y el Parque Financiero (Boadilla del Monte).

Los cuatro primeros se han desarrollado en la última legislatura y están ubicados en torno a importantes universidades, contribuyendo a fomentar la vinculación Universidad-Industria, creando espacios de colaboración público-privada, promoviendo la incubación de nuevas empresas de base tecnológica e impulsando la generación de empleo cualificado y la transferencia de tecnología.

Dado el carácter estratégico que para el Gobierno regional tiene el sector industrial, le ha dotado de una política propia, definida a través del Plan de Fomento de la Industria de la Comunidad de Madrid (FICAM), cuyos objetivos fundamentales son mejorar la competitividad industrial, aumentar y potenciar el tejido industrial madrileño, atraer inversiones industriales a Madrid e incentivar la demanda de bienes y servicios industriales.

“En el Gobierno regional somos muy conscientes de que son los emprendedores quienes, con su iniciativa, su capacidad de arriesgar y su talento, crean puestos de trabajo y prosperidad”, explicó Aguirre durante su intervención, quien añadió que por ello la Comunidad de Madrid “busca todas las fórmulas posibles para eliminar las trabas burocráticas a quienes quieren abrir un negocio, ya que a veces tienen que esperar uno o dos años para comenzar su actividad por el retraso de los trámites administrativos”.

“Queremos que un emprendedor pueda abrir su negocio al día siguiente de haber presentado una declaración responsable de que cumple con los requisitos legales y tiene el proyecto técnico necesario, y de haber liquidado las tasas correspondientes”, continuó la presidenta.

Por otro lado, la presidenta destacó que la inauguración del Polígono Industrial Casablanca es fruto de un importante esfuerzo desarrollado por el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz para promover el sector productivo madrileño. Cuenta con una superficie de casi 1,5 millones de metros cuadrados, de los que 614.000 se destinarán a plataformas logísticas, 265.000 a equipamientos públicos, 283.000 a zonas verdes, más de 111.000 a oficinas y 56.500 a edificación comercial.

Esto lo configura como un polígono de excelencia en cuanto a diseño, dotaciones y servicios. Situado al norte de Torrejón, entre la Base Aérea y la autovía A-2, el polígono Casablanca cuenta con unas magníficas comunicaciones, al tener un enlace directo con la A-2, financiado por el Ayuntamiento, y estar muy próximo a la M-45, el aeropuerto de Barajas y la Base Aérea de Torrejón.

En la actualidad, ya se ha comercializado el 10% del polígono, cuyas obras terminaron en junio pasado. Las empresas que han decidido instalarse en el polígono están haciendo fuertes inversiones, que supondrán una gran generación de empleo.