Inmodiario

SEvilla. La consejera de Obras Públicas y Vivienda de la Junta de Andalucía, Josefina Cruz Villalón, y el presidente de ADIF, Antonio González, han firmado un convenio para la contratación de estudios sobre interoperatividad de áreas de transportes de mercancías y terminales ferroviarias de mercancías de Majarabique (Sevilla) y el Higuerón (Córdoba).

El objeto de este convenio es el desarrollo de forma conjunta por parte de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA) de los proyectos funcionales de ambos centros logísticos, tras el acuerdo alcanzado en 2008, cuando se realizaron los estudios sobre la interoperatividad. Así, se ha decidido dotar de permeabilidad total a las áreas logísticas de mercancías de Sevilla-Majarabique y Córdoba-El Higuerón.

Para ello, ambas entidades han decidido cooperar económicamente para la licitación de los proyectos funcionales de los dos centros logísticos, que hará posible la ampliación y modernización de las infraestructuras e instalaciones existentes con otras de futura creación. Estos trabajos cuentan con un importe de licitación de 225.000 euros para el caso de Majarabique y de 200.000 euros para El Higuerón, y un plazo de ejecución de cuatro meses en ambos casos.

Ambos proyectos tienen como principales objetivos planificar el proceso de ampliación y modernización de la infraestructura, potenciar su actividad intermodal ferrocarril/carretera y posicionar ambos centros logísticos como nodos logísticos.

En la actualidad, las instalaciones ferroviarias logísticas de Sevilla-Majarabique y Córdoba-El Higuerón están consideradas de interés estratégico. Ambos centros operan como nodos principales de distribución de tráficos y tienen una función logística primordial tanto a nivel regional como nacional.

El centro logístico ferroviario Sevilla-Majarabique está situado en una zona estratégica, a 5 cinco kilómetros de Sevilla capital, y cuenta con diversos accesos, a través de la carretera de La Rinconada (kilómetro 4/850) y de la SE-20 a través de la carretera de Brenes (A-8005) y la autovía A-8002.

Las principales actividades que se desarrollan en el centro logístico ferroviario de Majarabique son las de clasificación de mercancías, transporte a granel (cereales, materiales de construcción...) y transporte intermodal de automóviles. Dispone de una infraestructura variada, compuesta por un área de instalación técnica para operaciones de recepción/expedición de composiciones y un área de instalación logística (zona de depósitos comerciales). Esta última cuenta con espacios para distintos usos, una zona de transbordo y almacenamiento de automóviles y un muelle de carga descubierto de 100 metros de longitud, apoyado con una playa de mercancías.

Junto a éstas instalaciones, la Consejería ha decidido ampliar el área logística de Sevilla a través de la actuación de Majarabique, una de las más ambiciosas actuaciones de la Red Logística, que va a dar servicio al gran centro de producción y consumo que supone el área metropolitana sevillana y su zona de influencia subregional.

Su futura gestión integrada con la gran terminal intermodal ferroviaria convertirá a esta infraestructura en uno de los principales referentes logístico-ferroviarios del suroeste de Europa. El ámbito de la actuación abarca un total de 207 hectáreas, con una inversión prevista en adquisición de suelos, infraestructuras e instalaciones que asciende a unos 120 millones. Para el desarrollo de la intermodalidad entre ambas áreas, se dispone de una parcela de 24,9 hectáreas para el desarrollo de la conexión ferrocarril-carretera.

Por su parte, El Higuerón está situado a unos 2 kilómetros de la ciudad de Córdoba y abarca una superficie de 450.000 metros cuadrados. Las instalaciones de este complejo ferroviario, destinadas al transporte intermodal, cuentan con vías de acceso de más de 500 metors de longitud y una superficie de operaciones de 15.000 metros cuadrados.

Actualmente estas instalaciones tienen una función clave en los tráficos y la logística de las mercancías, tanto a nivel metropolitano como a nivel nacional, ya que funciona como nodo principal de clasificación y distribución de tráficos entre Andalucía y el resto de España.

Junto a las instalaciones ferroviarias de El Higuerón, la Junta de Andalucía está desarrollando el Área Logística de Córdoba, ubicada en un nodo ferroviario estratégico, en el que confluyen los tráficos de Huelva, Sevilla, Bahía de Cádiz, Bahía de Algeciras, Málaga y Antequera, y que presenta un importantísimo potencial para el desarrollo de la logística ferroviaria. El ámbito total abarca 37 hectáreas, de las cuales 23 se encuentran ya en servicio, con una inversión ejecutada de 21 millones de euros.

El propósito de la Junta y de ADIF, como en el caso de Sevilla-Majarabique, es facilitar el transporte intermodal ferrocarril-carretera permitiendo una conexión directa, mediante el desarrollo de las actuales instalaciones ferroviarias de El Higuerón con las de la citada Área Logística.