Inmodiario

Madrid. La casa Lumenhaus, el proyecto ganador de la competición, llevado a cabo por el equipo de la Universidad de Virginia Tech, utiliza como aislamiento térmico el Poliuretano proyectado por sus destacadas prestaciones como aislamiento térmico.

El Poliuretano proyectado es el material más eficiente que se emplea en  el aislamiento térmico de fachadas, cubiertas y suelos. Su capacidad para ofrecer el máximo aislamiento ocupando el menor espesor garantiza la eficiencia energética de los edificios y construcciones que lo utilizan. Así, ha quedado demostrado en la última edición del reconocido concurso "Solar Decathlon  Europe 2010" que este año contó con la participación de diecisiete equipos universitarios de siete países distintos.

La casa Lumenhaus, propuesta por la Universidad de Virginia y ganadora de  la última edición de Solar Decathlon, propone una configuración abierta que conecta a los habitantes de la casa con la naturaleza exterior. Se trata de una vivienda autosuficiente y alimentada exclusivamente con energía solar cuyo revestimiento de Poliuretano proyectado permite mantener hermética la casa con un espesor óptimo desde el punto de vista energético. La capacidad aislante del Poliuretano posibilita conservar la energía captada a través de su sistema de paneles solares, logrando el equilibrio de la eficiencia energética con el confort del usuario.

Este importante reconocimiento es el más prestigioso en materia de sostenibilidad y viviendas solares. Con esta competición se pretende promocionar la investigación y aplicación de las energías renovables en la edificación construyendo casas reales, sostenibles, confortables y cuya única fuente de energía sea la solar.

Una vez más el Poliuretano es reconocido por su prestación fundamental como aislamiento térmico: la eficiencia del óptimo energético.