Inmodiario

  • Nota de Prensa
Euronit recomienda aprovechar las obras de rehabilitación para desamiantar las cubiertas

Las ayudas a rehabilitación para ahorro energético incluyen la retirada de amianto.

Euronit, presente en la mejora energética de los edificios, ofrece alternativas sostenibles y eficientes.

El fabricante de materiales de construcción Euronit, integrado en la multinacional belga Etex, juega un papel decisivo en la rehabilitación que el gobierno central y las administraciones autonómicas y locales están impulsando con la ayuda de los fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

En el transcurso de los últimos meses, aprovechando la inyección millonaria para mejorar el parque de edificios y reducir la huella de carbono, diversas voces han pedido que se incluyesen ayudas directas para la retirada del amianto, un material cancerígeno cuyo uso se prohibió en 2002 y que deberá ser retirado de todos los edificios antes de 2028. Según estimaciones del Consejo General de la Arquitectura Técnica (CGATE), en España aún quedan unas 2,6 millones de toneladas de productos con fibras de amianto instaladas en los edificios.

Aunque las ayudas finalmente no contemplan proyectos específicos de desamiantado, el Real Decreto 853/2021 aprobado este mes de octubre contempla como subvencionable esta retirada, en el caso de que forme parte de la ejecución de la obra de mejora de la envolvente térmica.

Resultan objeto de ayuda todos los conceptos necesarios para la ejecución de las obras elegibles en las ayudas (que supongan mejora en la eficiencia energética o incorporen energía fotovoltaica o renovable) que incluyen la retirada de placas con amianto y su sustitución por soluciones energéticamente rentables, como los paneles sándwich u otro tipo de placas bajo teja de fibrocemento con aislamiento que brindan la posibilidad de hacer cubiertas eficientes con o sin ventilación.

"En aquellos casos en los que haya que proceder a la retirada de elementos con amianto, podrá incrementarse la cuantía máxima de la ayuda en la cantidad correspondiente a los costes debidos a la retirada, la manipulación, el transporte y la gestión de los residuos de amianto mediante empresas autorizadas, hasta un máximo de 1.000 euros por vivienda o 12.000 euros por edificio objeto de rehabilitación", señala la nueva norma que regula las ayudas.

"En Euronit estamos inequívocamente vinculados con la rehabilitación energética y con la sostenibilidad. La inyección de fondos para la mejora energética de los edificios es una oportunidad para nosotros y ahora incluye también la posibilidad de aprovechar para retirar las placas con amianto de las cubiertas con ayudas públicas", explica David Moral Tirado, director Comercial de Euronit para Iberia. "Siempre nos hemos mostrado orgullosos de la sostenibilidad de nuestras soluciones en base a fibrocemento, un material sostenible, eficaz y económico con todas las ventajas de este tipo de placas bajo teja, pero completamente libre de amianto".

Euronit ofrece una completa gama de paneles sándwich y placas para la envolvente del edificio, revestimientos o cubiertas, compuestos por cemento, agua y fibras naturales y sintéticas en láminas moldeables de alta resistencia, durabilidad, rendimiento y ligereza.

Mientras las distintas autoridades locales y autonómicas publican sus pliegos de condiciones para las ayudas, la Agencia Instituto Energético de Galicia se adelantó a finales de septiembre con una disposición que contempla subvenciones para la instalación de fuentes renovables para autoconsumo y almacenamiento que incluyen expresamente la retirada del amianto de las cubiertas.