Inmodiario

Más limpio, sostenible, innovador, compacto y respetuoso con el medioambiente. Así es el nuevo saco de cemento que La Unión ha lanzado de forma pionera al mercado español y cuya válvula de cierre termosellado permite que el saco quede, por primera vez, herméticamente cerrado.

Se acabaron la suciedad y las pérdidas

Hasta el momento los sacos de cemento, en su manipulación ensuciaban al tocarlos. O ensuciaban el entorno, el lugar donde se almacenaba o simplemente llenaban de polvo la estancia donde se usaban o los vehículos que transportaban el cemento. Ahora Cementos La Unión emplea por primera vez en España la técnica del termosellado en un saco para esta materia prima, trasladando así soluciones de envasado ya existentes utilizadas en otros sectores como el de la alimentación, aportando un gran valor añadido.

Antes

Desde el punto de vista técnico, el sistema de termosellado supone un gran avance para el ensacado/envasado de este material. Hasta ahora cada saco tenía una válvula de llenado tradicional y el propio peso del producto contribuía a cerrar esa válvula cuando la presión del contenido de la bolsa era suficiente. Sin embargo, este método de cierre no era estanco y provocaba fugas de polvo de cemento.

Ahora

Con el nuevo sistema de termosellado, la válvula se cierra completamente, y lo hace de forma hermética, lo que provoca que no haya ninguna fuga de polvo de cemento al exterior. Así, el nuevo saco gana en sostenibilidad, limpieza y es respetuoso con el medio ambiente. Además, gracias al termosellado se ahorra energía y se reduce la emisión de CO2 ya que sin necesidad de utilizar sistemas de aspiración y filtrado consiguen una zona de ensacado limpia y libre de polvo

Más ventajas y nueva tecnología

Pero las ventajas no quedan sólo en el cuidado del entorno. Gracias a este sistema de cierre Cementos la Unión ha obtenido un saco limpio, con una presentación inmejorable y que, al no tener partículas adheridas en su superficie, puede apilarse de modo más seguro reduciendo la inestabilidad en su transporte y facilitando una paletización más compacta.

El nuevo sistema de envasado supone todo un avance en el desarrollo tecnológico del sector, liderado por Cementos La Unión. Actualmente la compañía dispone de la única máquina del mercado europeo con 16 bocas de llenado para sacos con cierre termosellado que produce entre 4.500 y 5.000 sacos a la hora. Todos los sacos que salen de la fábrica ya lo hacen con este sistema de cierre.

El saco revolucionario

La máquina que genera esta nueva modalidad de envasado es una ensacadora rotativa RCC-16 de Haver&Boecker. La evolución del saco de cemento experimentada en La Unión es producto de un largo proceso de investigación y desarrollo. Primero y de forma pionera utilizaron un papel de alta porosidad para evacuar el aire del interior del saco sin tener que perforarlo. Al mismo tiempo se introdujo la hoja de film en su interior para proteger el producto de la humedad. En su momento también incluyeron la estampación de los códigos de trazabilidad que les permitió ser los primeros en llevar a cabo el seguimiento del producto. Y al mismo tiempo incluyeron sencillos consejos gráficos para promover un uso seguro y adecuado del saco.

Ahora, en este nuevo salto cualitativo, manteniendo su apuesta por el I+D+i aplicada al packaging del cemento, han introducido esta nueva válvula de cierre termosellado y todo con el objetivo de no cesar en la búsqueda de la mejora contínua de su cemento, ofreciendo al cliente la mejor presentación, conservación y manejo del producto.

Cementos La Unión, una marca responsable

La sostenibilidad y el respeto al medio ambiente siempre han sido una máxima de la compañía. Cementos La Unión tiene implantado un sistema de gestión ambiental conforme a los requisitos de la norma UNE-EN ISO 14001:2015 y apuesta desde hace décadas por la automatización de los procesos, la eficiencia energética y el empleo de energías limpias. Cumpliendo con su compromiso con la eficiencia energética a día de hoy están llevando a cabo un proyecto basado en la mejora de la iluminación de las instalaciones con el que se ha conseguido disminuir el consumo energético en 260.000Kwh en una primera fase.