Inmodiario

CORTIZO, líder español y referente europeo en la fabricación de perfiles de aluminio y PVC para la arquitectura, acaba de estrenar nuevas instalaciones en Zamora. La multinacional gallega ha invertido 2 millones de euros en la renovación y ampliación de su centro de distribución y logística ubicado en el Polígono Industrial de Morales del Vino.

CORTIZO adquirió una parcela contigua a la que albergaba sus antiguas instalaciones, lo que le ha permitido duplicar la superficie de su delegación zamorana, hasta alcanzar los 4000 m². En ella, pone a disposición de los clientes un stock de 120 toneladas de perfiles de aluminio (crudo, lacado y anodizado), más de 25 000 barras de PVC, juntas de estanqueidad y accesorios. Además, incluye un área de exposición de 200 m² en la que se muestra una selección de los más de 50 sistemas exclusivos de ventanas, puertas, fachadas, panel composite, barandilla y protección solar diseñados por el área de I+D+i de la compañía.

"Esta es una de nuestras delegaciones históricas, se creó en 1982 y fue la primera de CORTIZO fuera de Galicia. Desde entonces, la compañía no ha dejado de crecer, pero la apuesta por la calidad, la inmediatez y la proximidad, siguen siendo nuestras señas de identidad", reconoce el delegado comercial de CORTIZO en Zamora, Ramón Suárez. "Contar con un almacén y un showroom más amplios nos permitirá responder de forma más eficaz a las demandas de los clientes de nuestra área de influencia", asegura Suárez.

La ampliación de la delegación de Zamora es uno de los proyectos enmarcados en el Plan Estratégico 2017-2020 de CORTIZO, al que la firma gallega destinará más de 87 millones en los próximos tres años con el objetivo de incrementar su capacidad productiva y mejorar su red logísitca.