Inmodiario

El proyecto SMART-Plant busca disminuir el consumo de energía de las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales, manteniendo los estándares de calidad en el tratamiento de las aguas y facilitando la recuperación de materias primas.

Entre los productos obtenidos se incluye mobiliario urbano, bioplásticos y biocompuestos, pellets de celulosa, enmiendas para el suelo, macetas con fertilizante incorporado, compost o pellets de biomasa para combustible.

La participación en este proyecto europeo está en línea con el compromiso de la compañía por encontrar soluciones que promuevan la economía circular y los ODS.

Socamex, empresa perteneciente a Urbaser, ha participado en el proyecto de innovación sostenible SMART-Plant, un proyecto cofinanciado por la Unión Europea dentro del programa Horizonte 2020 -el mayor programa de investigación e innovación en la UE- con el que se obtienen materiales de alta calidad a partir de las aguas residuales.

La participación en este proyecto europeo, puesto en marcha hace cuatro años, está en línea con el compromiso de la compañía por encontrar soluciones que promuevan la economía circular y con la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible 12 (ODS) de consumo y producción responsables.

"Con la activación del proyecto SMART-Plant, a partir de las aguas residuales, conseguimos obtener materiales que tienen un amplio uso en la industria y en otros sectores de actividad", comenta Yolanda Ballesteros, coordinadora del proyecto en Socamex.

El objetivo del proyecto es disminuir el consumo de energía de las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR), manteniendo los estándares de calidad en el tratamiento de las aguas y facilitando, a su vez, la recuperación de materias primas de las aguas residuales y los fangos, cerrando de esta forma la cadena de valor.

Para la puesta en marcha del proyecto, se han testado distintas tecnologías en 7 plantas piloto distribuidas en España, Reino Unido, Italia, Holanda, Grecia e Israel. A través de estas pruebas, se ha desarrollado un portfolio de tecnologías que pueden ser aplicadas a distintas tipologías de plantas de tratamiento. Los materiales recuperados en estas plantas tales como biopolímeros, celulosa, fertilizantes y compuestos intermedios, pueden ser utilizados por distintas industrias como materias primas, y ser procesados hasta un nuevo producto final.

En línea con este proyecto y en su compromiso con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) -en concreto con el ODS 6 de Agua Limpia y Saneamiento- Socamex juega un papel clave al gestionar de forma sostenible los recursos hídricos en la creación de sus productos y servicios, fomentando y facilitando la mejora de la gestión del agua en su cadena de valor y avanzando hacia una sostenibilidad cada vez mayor de sus operaciones.

Economía circular en las aguas residuales

Socamex, a través de sus plantas de tratamiento de aguas, ha suministrado a lo largo del proyecto diferentes cantidades de fango a otros colaboradores para la realización de pruebas de fabricación de nuevos materiales. En dichas pruebas se han obtenido resultados muy satisfactorios, permitiendo generar nuevos productos de consumo a partir de los materiales recuperados a través de las distintas tecnologías testadas.

Entre los productos obtenidos, se incluyen planchas de materiales para mobiliario urbano, bioplásticos y biocompuestos (aptos para ser reintroducidos en el ciclo productivo), pellets de celulosa, enmiendas para el suelo, macetas con fertilizante incorporado, compost o pellets de biomasa para combustible.

Del mismo modo, gracias a las optimizaciones técnicas generadas para las estaciones depuradoras, se ha conseguido mejorar el tratamiento de aguas residuales, recuperar nuevos recursos, mejorar la eficiencia energética y reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

En suma, el proyecto ha demostrado el gran potencial circular de las aguas residuales urbanas, identificando opciones óptimas de integración de los recursos recuperados, así como nuevas tecnologías próximas a mercado.