Inmodiario

Tras la presentación de la filosofía de la Estrategia "Madrid 360", el Alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida y el Delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento, Borja Carabante, mantuvieron el pasado jueves una reunión con los empresarios madrileños, entre los que se encontraba Agremia (Asociación de Empresas del Sector de las Instalaciones y la Energía), para escuchar las propuestas concretas en torno al desarrollo e implantación de "Madrid 360" por parte todos los sectores económicos afectados.

El presidente de CEIM, Miguel Garrido, trasladó al Alcalde y al Delegado de Movilidad, en nombre de todos los sectores que forman parte de la patronal madrileña, la importancia del cambio en la visión global sobre la movilidad que se plantea con "Madrid 360". "Los empresarios madrileños celebramos que en la nueva estrategia se trate la movilidad en todos sus ámbitos de actuación, ya que, la mejora de la calidad del aire es una prioridad de todos los sectores y de todos los barrios de Madrid", señaló el presidente de CEIM.

Los empresarios madrileños trasladaron su preocupación por la entrada en vigor el 1 de enero de 2020 de la prohibición de acceso a Madrid Central prevista para los vehículos DUM de menos de 3.500kg y sin distintivo ambiental; así como de otras medidas relativas a Madrid Central que siguen vigentes y su incertidumbre en el futuro de la implantación de "Madrid 360".

"Desde Agremia pedimos la reforma del actual régimen de accesos vigentes para Madrid Central, de manera que se prorrogue para 2021 la posibilidad de acceso, en las condiciones actuales, a los vehículos profesionales que carecen de etiqueta ambiental, y se flexibilice el acceso de los vehículos con etiquetas B y C, de tal forma que se permita una transición ordenada de las flotas de las empresas a vehículos más eficientes", solicitó Miguel Ángel Sagredo, responsable del Departamento Jurídico de Agremia.

Una vía que, de momento, según informó el Consistorio, no es viable, puesto que la desactivación de las medidas de Madrid Central exige, en la mayor parte de los casos, la Modificación de la Ordenanza de Movilidad, medida que, según aclaró el Ayuntamiento, no estará lista antes del próximo verano.

También los instaladores pidieron en la reunión que se aprobara una línea de ayudas a la renovación de flotas, "complementaria en su caso con las que puedan aprobar otras administraciones", una petición en la que ya está trabajando el Ayuntamiento.

En esta misma línea, Agremia solicitó la materialización de la promesa electoral consistente en la aprobación de un plan Renove de salas de calderas para la ciudad de Madrid. Con una dotación de 50 M€ para toda la legislatura (aunque con convocatorias anuales), estará dirigida a la eliminación de las calderas de carbón existentes y a la reducción del resto de salas calderas que funcionan con combustibles más contaminantes, por nuevas calderas más eficientes que funcionen a gas natural o por sistemas de aerotermia.

Creación de un Grupo de Trabajo Permanente

CEIM solicitó durante la reunión a los representantes del Ayuntamiento crear un Grupo de Trabajo Permanente con los empresarios orientado a trabajar conjuntamente en el desarrollo sostenible de la movilidad de la ciudad, sin afectar a la actividad económica y que ayude a aclarar y delimitar algunas de las medidas planteadas en "Madrid 360".

En concreto, la Confederación de Empresarios de Madrid cree también necesario que el Ayuntamiento se reúna individualmente con los distintos sectores afectados para recoger sus necesidades concretas, y así se ha planteado en la reunión celebrada esta tarde en CEIM, donde han estado presentes los máximos representantes de todos los sectores afectados: instaladores, turismo, comercio, transporte y logística, ocio, hostelería y restauración o educación, entre otros.