Inmodiario

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda de la Xunta de Galicia pone a disposición de las entidades locales de Galicia un total de 4.670 contenedores específicos para avanzar en la implantación de la recogida selectiva de la fracción orgánica de los residuos municipales.

Con esta iniciativa la Xunta busca conseguir los más altos niveles de reciclaje de los desperdicios domésticos y avanzar hacia un modelo de gestión de residuos más eficiente y en la línea marcada por la llamada economía circular, que aboga por darle una nueva vida a los residuos convirtiéndolos en recursos antes de su reincorporación al ciclo productivo.

Los ayuntamientos que estén interesados en hacerse con alguno de los contedores diseñados específicamente para la recogida de biorresiduos tienen hasta el 30 de octubre para presentar sus solicitudes. Y una vez reciban los contenedores, dispondrán aún de dos años para poder implantar de forma progresiva el nuevo sistema de separación de la fracción orgánica.

Este proyecto, en el cual la Consellería de Medio Ambiente invertirá un total de 460.000 euros, supone una oportunidad única de colaboración para todas aquellas entidades locales donde no se esté llevando a cabo esta recogida diferenciada de los biorresiduos, ya que con él se pretende contribuir a conseguir un 50% de valorización de la materia orgánica en el año 2020, de conformidad con los objetivos impuestos por la Unión Europea.

Además, hace falta recordar que para dar cumplimiento al establecido en la Directiva de residuos, el Estado Español propuso una modificación de la ley de residuos en la que se obliga también a la recogida separada de la fracción orgánica de residuos domésticos a partir de 31 de diciembre de 2020 para los ayuntamientos de más de 5.000 habitantes, y antes de 31 de diciembre de 2023 para el resto de los casos.

Con esta iniciativa, la Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda pretende que Galicia se instale definitivamente en la senda de la sostenibilidad y en un modelo de economía circular donde los residuos se convierten en recursos, cerrando los ciclos de los productos y materiales de uso diario.

Características de los contedores y solicitudes

A través del llamado quinto contenedor, las entidades locales solicitantes podrán implantar la recogida selectiva de la fracción orgánica de los residuos domésticos, o ampliar las recogidas existentes, reduciendo la cantidad de materia orgánica que va a parar a la bolsa negra, así como también mejorar el porcentaje de impropios en las recogidas actuales.

Los 4.670 contenedores dispuestos para articular estas nuevas recogidas tendrán una capacidad de 240 litros, contarán con una tapa que garantizará su cierre hermético y con un sistema de apertura mediante llave que busca impedir que se puedan depositar, por error o descuido, cualquier otro tipo de desperdicios distintos de los biorresiduos, evitando así la contaminación de esta fracción.

Para solicitarlos, los ayuntamientos deben presentar ante la Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático a través de la sede electrónica de la Xunta un compromiso en el que hagan constar su disposición a implantar la recogida separada de la fracción orgánica en un plazo no superior a los dos años desde la entrega de los contenedor.

Durante este período se deberá establecer un acuerdo con la planta de tratamiento de biorresiduos de origen doméstico o con una planta industrial que disponga de una línea separada para el tratamiento de los mismos.

La convocatoria para acogerse a esta medida seguirá abierta hasta el próximo 30 de octubre y toda la información sobre a misma y los pasos a seguir pueden consultarse a través de la web del SIRGA así como en la página de la FEGAMP.

  • Tags