Inmodiario

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha clausurado el primero de los seminarios previstos en el marco del proyecto europeo LIFE Baccata, que se ha venido celebrando en el Centro del Fuego, en León, con la presencia de algunos de los expertos más reconocidos en esta especie. El consejero ha destacado la importancia de los tejos y tejedas en Castilla y León y la relevancia del vínculo etnográfico y cultural entre el árbol y el hombre.

A lo largo de la jornada, los participantes han podido profundizar en sus conocimientos sobre el tejo de la mano de alguno de los máximos expertos nacionales en esta especie. El seminario se planteó como objetivo prioritario dar a conocer el proyecto LIFE Baccata e involucrar a diferentes sectores de la sociedad en la necesidad de preservar las tejedas. También ha servido para que los participantes pusieran en común sus conocimientos sobre estas masas arbóreas de la Cornisa Cantábrica.

La apertura del seminario corrió a cargo de Isabel García Álvarez, jefa del Servicio Territorial de Medio Ambiente de León, tras la cual intervino Javier Ferreiro, de la Universidad de Santiago de Compostela, quien habló en nombre de los socios y presentó el proyecto. La jornada puso de manifiesto el estrecho vínculo entre el tejo y el hombre, con aportaciones tan interesantes como las recogidas en la publicación 'Patrimonio Secreto', realizada por la asociación A Morteira y la Universidad de León en la cuenca del Sil.

Los participantes destacaron la amplitud ecológica del tejo y mostraron su esperanza por los síntomas de regeneración que está teniendo la especie. Sin embargo, también alertaron sobre la gran amenaza que suponen los incendios forestales para su conservación, así como la excesiva herbivoría (una forma de depredación en la que el organismo presa es una planta) normalmente por sobreabundancia de cérvidos que impide su regeneración o la intensa competencia con algunos hayedos que acaba por matar a los ejemplares de tejo.

En la Comunidad, el tejo está calificado como especie 'de atención preferente', según el anexo III del Decreto 63/2007, de 14 de junio, por el que se crean el Catálogo de Flora Protegida de Castilla y León.

El proyecto LIFE Baccata trabaja por la conservación y restauración del hábitat prioritario del tejo, actualmente amenazado y en regresión, en quince lugares de la Red Natura 2000 de la Cordillera Cantábrica y pertenecientes a Galicia, Castilla y León y País Vasco.

El objetivo general del proyecto es mejorar el estado de conservación del hábitat 9580 en una quina de Zonas de Especial Conservación, ZEC, de la Cordillera Cantábrica, actuando sobre los indicadores de estado de conservación del hábitat: área de ocupación, estructura y funciones y perspectivas futuras.

Se tiene previsto actuar sobre una gran superficie de la Cordillera Cantábrica, aunque el estudio y los resultados obtenidos tendrán un alcance internacional al encontrar territorios en Portugal, Francia, Italia y Grecia que presentan este tipo de hábitat, amenazado de manera similar.

El tejo viene sufriendo una serie de amenazas que influyen directamente en la biodiversidad de las zonas que ocupa. Estas amenazas se han ido originando a lo largo de los años y son de diversa índole: los incendios, las cortas, la construcción de infraestructuras, la fragmentación y falta de conexión entre estos espacios naturales o las repercusiones del cambio climático. Individualmente o de manera conjunta, estas amenazas han puesto en peligro la supervivencia de esta especie, su hábitat y la biodiversidad que contienen, por ello, este proyecto contó con la aprobación por parte de la Unión Europea.

LIFE Baccata aplicará las medidas de protección y gestión forestal necesarias que promuevan la mejora del estado de conservación y restauración del tejo y las tejedas, fomentando su regeneración natural, y el de las especies de flora y fauna que los habitan, y contribuirá a frenar la pérdida de biodiversidad.

El proyecto, cofinanciado por la Comisión Europea en el marco de la Convocatoria LIFE, se desarrolla entre el año 2016 y 2020 en quince lugares de la Red Natura 2000 de la Cordillera Cantábrica y pertenecientes a Galicia, Castilla y León y País Vasco. Participa como coordinador del proyecto la Universidad de Santiago de Compostela y como socios la Junta de Castilla y León, Cesefor y Hazi, Corporación del Gobierno Vasco para el desarrollo del medio rural y marino.

El presupuesto total del proyecto asciende a 1.925.104 euros, de los que 815.965 euros se corresponden con inversión directa en Castilla y León, bien a cargo de la propia Junta de Castilla y León (208.665 euros) o bien de CESEFOR (607.300 euros). Del total del presupuesto, la Unión Europea financia un 75 % y el resto es aportado por los diferentes socios.