Inmodiario

Reducir un 10% los residuos domésticos con respecto a 2010, atender a toda la población navarra con sistemas de recogida de biorresiduos, proponiendo un 70% de reciclado de los mismos y tratar el 100% de los residuos en 2025, son los principales objetivos del Plan Integrado de Gestión de Residuos que el Gobierno de Navarra va a someter a la consideración de un proceso de participación pública.

El plan también aspira a lograr un 90% de reciclaje de envases y a elevar a un 70% el aprovechamiento de los residuos de construcción y demolición.

Con este plan se pretende convertir a Navarra en una sociedad eficiente en el uso de los recursos y en la que los residuos sean concebidos como recursos de utilidad. Para ello, incide en la prevención como seña de identidad de nuestra comunidad, el liderazgo de la gestión pública y la capacidad para la generación de empleo verde de calidad.

En el fondo del plan subyace el cambio de mentalidad para lograr que lo que durante tanto tiempo ha sido considerado residuo, se vea como algo reutilizable. Ir hacia un cambio de esa economía lineal de usar y tirar en la que todavía nos movemos, a un modelo que imite los flujos de la naturaleza y cierre los ciclos productivos".

Además de dar respuesta a la directiva europea y a la legislación española vigente, el Plan pretende hacer más eficiente la gestión de los residuos, teniendo siempre en cuenta las particularidades de Navarra.

El borrador del plan asume las políticas europeas más avanzadas y vertebra sus líneas de actuación en torno a la reordenación de la jerarquía de residuos. De este modo, promueve la prevención como la mejor opción para evitar la generación de residuos y proteger el medio ambiente y la salud humana. Le siguen la separación en origen y la preparación para la reutilización, el reciclaje y las distintas formas de valorización. Tampoco se olvida de la eliminación, aunque se considera la última opción de tratamiento.

Según datos de 2014, la mayoría de los residuos que se generan en Navarra son industriales, con un total de 762.119 toneladas anuales. Los residuos urbanos (aquellos generados en el ámbito doméstico) ascienden a 262.602 toneladas durante ese mismo año. Mientras que la tendencia apunta a una estabilización de los residuos industriales en los últimos años, se constata un ligero descenso en los residuos domésticos.

En 2014, cada persona generaba en Navarra 410 kg de residuos domésticos, lo que supone 1,12 kg por habitante y día. Esta cifra ha ido descendiendo en los últimos años, desde los 442 kg por persona y año en 2010. La tasa de reciclaje de estos residuos se mantiene en 2014 en un 32%, la misma cifra que en 2010.

  • Tags