Inmodiario

Madrid. Ayer fue inaugurada el Doha (Qatar) la Conferencia de las Partes de la Convención de la ONU con un objetivo primordial, que los 195 países participantes en ella cierren los acuerdos necesarios para “dar un paso más en la respuesta global al cambio climático”.

Los pronósticos con los que se da comienzo a esta Conferencia son bastante pésimos puesto que el trasfondo de la reunión no es para nada alentador, en lugar de los dos grados Celsius establecidos como límite del calentamiento global para el siglo XXI el mundo se dirige ya hacia los cuatro grados.

En este contexto, el recién elegido presidente de la conferencia, el responsable de Control Administrativo y Transparencia de Qatar, AbdullahbinHamad Al-Attiyah, ha dejado claro que para él el cambio climático es “un desafío común para la humanidad”. El responsable ha declarado lo necesario que resulta “trabajar en serio en favor de un futuro mejor para las generaciones presentes y venideras. Tenemos una valiosa oportunidad en los próximos días y debemos hacer uso pleno de ella”.

La secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, Christiana Figueres, ha incidido también en que numerosos informes publicados poco antes apuntan a la “urgencia de actuar” para evitar un aumento de las temperaturas medias globales. Por encima de ese aumento de dos grados el nivel de impacto sería “extremadamente grave”. 

Análisis del Banco Mundial

De acuerdo con un análisis publicado por el Banco Mundial el mundo todavía podría subir las temperaturas por encima de los cuatro grados a finales de siglo, lo que tendría unos “efectos devastadores” si no se cumplen los actuales acuerdos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero

A este respecto, la Organización Meteorológica Mundial ha señalado cómo las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera han alcanzado un nuevo máximo histórico.

Por otra parte, todos los informes subrayan que la tecnología, la financiación y la posibles políticas para permanecer por debajo de ese umbral ya están disponibles siempre y cuando Gobiernos y sociedades tomen las medidas “lo suficientemente rápido”.

Cancún 2010

Lo cierto es que queramos verlo o no, se necesitan muchos cambios energéticos para dar la vuelta a este panorama. En la cumbre climática de Cancún en el año 2010 por ejemplo de acuerdo con las recomendaciones de los científicos se establecieron esos dos grados Celsius como línea roja que no debía cruzarse. Todos los estados debían trabajar para no superar ese calentamiento límite soportable.

Peter Altmaier, ministro alemán de Medio Ambiente, considera que el ritmo en que los países trabajan para la protección del clima es insuficiente para lograr el objetivo de los dos grados. A pesar de que el ministro espera un “cambio de tendencia local”, no suena demasiado convencido de que se logre. 

Principales objetivos

De acuerdo con Christiana Figueres en los últimos tres años las políticas y acciones a favor de un futuro sostenible basado en la energía limpia han crecido más rápido que nunca pero la puerta se está cerrando rápidamente debido a que el ritmo y la escala de estas acciones no es suficiente.