Inmodiario

Oviedo. La consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Asturias firmará un convenio de colaboración con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) para desarrollar un proyecto pionero para la adaptación de la costa asturiana a los efectos del cambio climático.  El acuerdo de se cerró durante el primer encuentro bilateral mantenido en Madrid entre la consejera Belén Fernández, y el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete.

El nuevo proyecto se basará en un acuerdo para desarrollar y concretar los estudios científicos que ha venido desarrollando el Ministerio a lo largo de los últimos años para el conjunto de la costa española. Ministerio y Principado confían en formalizar el convenio en el próximo trimestre.

La iniciativa ha sido planteada por el Gobierno de Asturias al ministro de Medio Ambiente, que la ha acogido de buen grado al entender que puede ser un proyecto interesante para extrapolar en el futuro a otras comunidades autónomas  litorales. De hecho es el primer proyecto de colaboración entre el Estado y las comunidades autónomas  en materia de adaptación al cambio climático.
La consejera Belén Fernández adelantó que en el convenio de colaboración se analizarán los  riesgos de inundación de la costa asturiana por eventos extremos o subida del nivel del mar; los riesgos de erosión de playas y otros ecosistemas costeros; y también los riesgos en las infraestructuras litorales como puertos o paseos marítimos que pueden ver comprometida su estabilidad y funcionalidad por los efectos del cambio climático.

Según la responsable autonómica “es un tema importante porque Asturias lleva años trabajando por la protección y el uso sostenible del litoral y lleva también mucho tiempo analizando las evidencias y efectos potenciales del cambio climático en la costa asturiana”.  “Ahora mismo estamos inmersos en la definición de una estrategia de gestión portuario- litoral y esta nos parece una excelente oportunidad para aprovechar conocimiento científico, desarrollarlo y ponerlo al servicio de la toma de decisiones para la gestión del litoral”, añadió.

La titular de Medio Ambiente se ha referido al cambio climático como “uno de los mayores desafíos que tienen los territorios y las sociedades de nuestros días” y ha recordado las devastadoras consecuencias que provocó el huracán Sandy hace tan solo unas semanas en la costa americana, con decenas de muertes e ingentes pérdidas económicas.

Belén Fernández señaló que el encuentro sirvió también para hacer un repaso general de los temas en los que comparten responsabilidad Ministerio y Consejería como es el caso de los residuos, el agua y otros asuntos relacionados con el cambio climático.

También se refirió al nuevo proyecto de Ley de Costas presentado por el Ministerio de Medio Ambiente sobre el que la Consejera Fernández trasladó al ministro Cañete la preocupación y desacuerdo del Gobierno asturiano por el grave retroceso que supone para la protección del litoral.