Inmodiario

La Xunta de Galicia destinará a la puesta en marcha de nuevas infraestructuras hidráulicas un total de 51,8 millones de euros en 2018, de los cuales el 60 por ciento se dedicará exclusivamente al saneamiento de las rías gallegas. Así lo confirmó la conselleira de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Beatriz Mato, durante su visita a las instalación de Espina&Delfín en Santiago con motivo de la conmemoración del 40 aniversario de la firma gallega.

Durante este encuentro, la representante del Gobierno gallego destacó que este esfuerzo presupuestario del Gobierno gallego se corresponde con su compromiso de tener concluida toda la planificación del saneamiento de las rías y la mayor parte de las infraestructuras ejecutadas en el horizonte del 2020. Esto quiere decir que hasta el final de la actual legislatura se blindará el saneamiento de las rías con un total de 131 millones de euros, de los 655 que componen el presupuesto total del Plan Hidrológico de la Demarcación Galicia-Costa.

En este sentido, la conselleira de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio reiteró que la finalización del plan de saneamiento de las rías gallegas "es uno de los objetivos absolutamente esenciales de la Xunta de Galicia en esta legislatura", que se seguirá acometiendo año a año.

Así, conseguir la máxima calidad de las aguas sigue siendo una prioridad para la Xunta de Galicia, dijo Beatriz Mato, como también lo es garantizar el acceso de todos los gallegos y gallegas a los servicios básicos de abastecimiento y saneamiento.
Por eso, para el próximo ejercicio, la Consellería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, a través de Augas de Galicia, destinará cerca de 10 millones de euros al rural con fin de incrementar la calidad de vida entre sus poblaciones mediante la dotación de los servicios básicos de suministro y tratamiento de aguas residuales.

Además, este esfuerzo inversor, que consigue desde el año 2009 más de 1.100 millones de euros en actuaciones de saneamiento, depuración y abastecimiento, evidencia "la gran apuesta de la Xunta de Galicia y de la Consellería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio con el ciclo del agua y su gestión integral".

En esta línea, Mato Otero señaló que, en las circunstancias actuales marcadas por la alerta por sequía hidrológica, "todos tenemos que ser más conscientes de la importancia de proteger los recursos y realizar un consumo responsable del agua". Por eso, según añadió la conselleira, "la colaboración de todos, y por lo tanto de las empresas del sector también, es imprescindible para hacer frente a esta situación".

Así, para cumplir con todos estos objetivos, concluyó Beatriz Mato, "necesitamos lógicamente de empresas especializadas", como es el caso de Espina&Delfín, que presta servicio a 52 ayuntamientos de Galicia y construyó 20 EDAR urbanas, 13 estaciones de tratamiento de agua y 8 proyectos de redes de abastecimiento y saneamiento.