Inmodiario

¿Cómo contribuyen activamente los establecimientos hoteleros de la ciudad de Barcelona a la mejora social, económica y ambiental? Esta es una de las preguntas que querían plantear los impulsores del estudio "Doing Good and Doing Well: Estudio de casos de excelencia en RSE en la hostelería de Barcelona", elaborado por la Faculdad de Turismo y Dirección Hotelera Sant Ignasi (Universidad Ramon Llull), con la colaboración del Gremio de Hoteles i de Turismo de Barcelona y el impulso del Ayuntamiento de Barcelona.

De los 322 alojamientos turísticos analizados se seleccionaron 20, los más destacados. La mayor parte de estos alojamientos han desarrollado acciones importantes en la gestión eficiente de la energía, el agua y los residuos.

Destacan en este ámbito el Andante Hotel, el Mandarin Oriental Barcelona, el H10 Art Gallery o el Barceló Raval. "Este hotel, gracias a la maquinaria de nueva tecnología y a todo el sistema de gestión de los recursos, hace que se note mucho el ahorro energético en la factura", explica el director del Barceló Raval, Ismael Descalzo.

En cuanto a la dimensión social, el estudio ha puesto de manifiesto que existe una marcada sensibilidad social en los procesos de contratación, así como en colaboraciones con ONG y fundaciones.

Es el caso del INOUT Hostel Barcelona, en el que todos los trabajadores tienen algún tipo de discapacidad, o el Hotel Principal, que colabora con el Casal dels Infants cediéndoles espacios y enseñando el oficio a los jóvenes del Casal.

Además, el estudio demuestra que la mayoría de los establecimientos hoteleros destinan, por ejemplo, una parte de su presupuesto a la innovación o que intentan hacer compras de productos a los proveedores sociales. Sin embargo, el estudio señala que de cara al futuro sería necesario formar aún más los establecimientos en materia de RSE.