Inmodiario

Editor de InmoDiario.

VALENCIA. La crisis económica "sin precedentes" ha causado una caída en los visados de casas de alrededor de un 65 por ciento en tasa interanual, un descenso "espectacular" después de unos años en los que en España se han construido unas 600.000 viviendas al año. Frente a esta situación, los arquitectos apuestan por impulsar una "construcción sostenible" y un modelo basado en la rehabilitación de inmuebles para relanzar la actividad, ya que el país tiene una "demanda interna sostenida" que le permite asumir entre 150.000 y 300.000 viviendas anuales.

   Estas son algunas de las cuestiones que se pondrán sobre la mesa en el IV Congreso de Arquitectos de España, que entre el 1 al 3 de julio reunirá en Valencia a más de un centenar de profesionales. El encuentro, organizado por el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE), tiene como objetivo "reflexionar sobre la evolución del ejercicio profesional, los condicionantes sociales, económicos y ambientales a los que se enfrenta el arquitecto y redefinir los servicios de los Colegios de acuerdo con esta nueva realidad".

   El presidente del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España, Carlos Hernández, reconoció, en declaraciones a Europa Press que en España "se ha construido por encima de las posibilidades pero, sin embargo, existe una demanda interna muy fuerte debido a los jóvenes, el turismo residencial, los inmigrantes y los cambios sociales que hacen que muchas personas vivan solas".  

   Por esta razón, calculó que "una demanda sostenida de entre 150.000 y 300.000" viviendas anuales es "asumible por la sociedad española". "Lo que no ha sido razonable es el medio millón de casas que se hacían hasta ahora". Además, este 'boom' inmobiliario se basaba en un modelo de "vivienda-hucha" en el que los pisos se consideraban una inversión. Al respecto, Hernández opinó que "tener el ahorro metido en el sector inmobiliario atenta contra cualquier principio de equilibrio".

   Preguntado por si el sector está notando ya los efectos de las medidas del Plan E del Gobierno, comentó que la incidencia se ve sobre todo en la obra pública pero advirtió de que es necesario que las entidades financieras den solvencia a las familias para que estas puedan acometer la rehabilitación de inmuebles y "desbloquear de esta forma parte importante del problema económico". En este sentido, hizo notar que durante los últimos años se ha promocionado la vivienda en propiedad, de renta libre "y hace falta vivienda rehabilitada y de alquiler".

   Hernández hizo notar además que "la crisis va por barrios" y está afectando más a la "vivienda libre, turística y en zonas del arco mediterráneo y atlántico".

   Acerca del estado actual de la arquitectura española, defendió que es "parte de la imagen de marca de España" y destacó que los urbanistas nacionales están trabajando en todo el mundo, desde China a Estados Unidos, pasando por Japón o Dubai.

   Con esta expansión se ha ganado prestigio, lo que no se debe confundir, apuntó, con la "arquitectura despilfarradora". Ahora es el momento de "ahorrarse el deslumbramiento y utilizar métodos más prudentes para hacer obras más silenciosas y menos ostentosas", sostuvo.

LUCES Y SOMBRAS  

   Interrogado por el crecimiento urbanístico de Valencia, comentó que tiene "luces y sombras" con algunos ejemplos de buena rehabilitación y otros de "desarrollo insostenible". En su opinión, "toca poner fin a un desarrollo extensivo y hacer uno más intenso y maduro".

   Como hitos arquitectónicos de la capital valenciana --que ha sido seleccionada como sede del congreso frente a tres candidaturas por el apoyo de las instituciones y su "pujanza y mediterraneidad", explicó-- destacó el Palacio de Congreso de Norman Foster y el edificio Veles e Ventes de Chipperfield, que acogerán sesiones del encuentro.

 

Editor de InmoDiario.