Inmodiario

  • OPINIÓN

Alcobendas (Madrid).  Hace unas semanas leí esta noticia:

"Las Entidades catalanas descartan crear una agencia inmobiliaria con el GOVERN” (1), donde se leía:

“El sector de las cajas catalanas descarta la opción de crear una agencia semipública que absorba los activos inmobiliarios que van acumulando las entidades como consecuencia de la crisis . Esa posibilidad que ha sido discutida de forma intensa desde el mes de diciembre prácticamente ha quedado descartada por considerarla inviable desde diferentes puntos de vista como el legal, el técnico, el operativo o el de imagen.”

La vuelvo a leer y pienso que... menos mal que el fino olfato del Capital no ha caído en la trampa que esos políticos les habían presentado. (Piénsese qué puede significar en el párrafo anterior, el punto de vista “operativo”, como causa del descarte de esa colaboración.)

Y gracias a eso el poder político no cuenta con una nueva arma de destrucción masiva contra nuestras inmobiliarias. Ya no les basta a estos con la competencia ¡desleal? que nos hacen por medio de las oficinas de información sobre alquileres (con distintos nombres tales como Bolsa Joven de Vivienda, oficina municipal de la Vivienda, etc.) o las periódicas ofertas / promesas de viviendas “que se sortearán en breve” y que tanto frenan la compra de particulares.

El temor proviene de que quizás, en algunas partes, algunos políticos hayan ya decidido controlar “de facto” a las nuevas superinmobiliarias bancarias que se están creando. La negativa que se les ha dado a esos políticos del Govern en el caso que comentamos, es algo que hay que agradecer –aunque no nos consideren como sus amigos predilectos ni hayamos pesado en su decisión denegatoria-- al Capital de las Cajas y Bancos catalanas.

Aunque eso no nos debe hacer olvidar alguna de las dos razones por las que debemos temer en estas circunstancias, a algunas de esas superinmobiliarias, a) los precios a los que pueden salir sus inmuebles adjudicados (3), (4) y b) la enorme cartera que van a poseer en breve.

Y ya puestos a ser amargos... porque aquella iniciativa fracasada no asegura que no vuelva a ser ensayada de nuevo por otros bancos y otros políticos.

Notas:
(1) Puede leerse completa en la página 47 del diario LA VANGUARDIA, del día 06/03/2009. www.lavanguardia.es
(2) Véase nuestra postal titulada: Un “atractor” inmobiliario evidente: la aparición de sociedades inmobiliarias de origen bancario.
(3) No hay nada ideológico en esa expresión mía acerca del temor. No es ideología, son sólo negocios. Véase si no, en el mismo periódico indicado, como indicio para temerles, el párrafo siguiente:

“Si hemos de aplicar un 30% de descuento a activos que ya hemos devaluado un 20% al final los vendemos por la mitad de su valor".

Y aunque no parecen proclives a hacerlo, sin duda pueden hacerlo.
(4) Léase también la noticia titulada: El Santander comienza la venta de sus pisos embargados a los particulares. La entidad financiera, con una cartera de 1100 viviendas iniciará la venta al gran público el día 11 de marzo. Los descuentos serán similares a los que se hicieron a los empleados del banco y rondarán alrededor del 25%. Puede leerse completa en la página 1 del diario LA GACETA DE LOS NEGOCIOS, del día 04/03/2009. http://www.negocios.com/negocios/index.php
(5)La imagen de esta postal pertenece al servidor de imágenes www.clipart.com al que está suscrito mi sitio www.inmobiliari.net

Miguel Villarroya Martín
info@inmobiliari.net