Inmodiario

¿Es buen momento para comprar una vivienda?

El 2022 seguirá siendo un año de tipos bajos, donde la gran oferta hipotecaria y la competitividad entre las entidades, ofrecerá muy buenas condiciones a los clientes.

La tendencia seguirá siendo la hipoteca a tipo fijo aunque muchas entidades ofrecerán propuestas variables muy atractivas, afirman desde Creditoh.

El dinamismo en el sector inmobiliario en estos últimos meses, unido a la competitividad entre bancos y unos tipos de interés a la baja, hacen que 2022 sea un buen momento para comprarse una vivienda, así lo afirman desde Creditoh!, la fintech especializada en el asesoramiento hipotecario e intermediación de productos financieros dirigido a clientes finales a través de su plataforma.

"Estamos en uno de los mejores momentos para acceder a la compra de una vivienda debido a la situación de tipos bajos. Los precios de las viviendas se encuentran todavía estables aunque el pronóstico es que empiecen a subir progresivamente de cara al 2022. Además, el cliente está accediendo a unas condiciones crediticias inmejorables, a veces con financiación del 100% del valor de la vivienda", afirma David Crespo, fundador de Creditoh.

Ofertas de las entidades bancarias

Para las entidades financieras, la recta final de año suele suponer ajustes en las condiciones (al alza o la baja) en función de la evolución de los tipos a nivel macroeconómico y del grado de cumplimiento de sus objetivos anuales.

La tendencia seguirá siendo la hipoteca a tipo fijo, aunque muchas entidades ofrecerán propuestas variables muy atractivas. "Si consideramos la oferta hipotecaria en términos generales, seguimos en una dinámica de mucha competitividad entre entidades, hecho que beneficia claramente al cliente final, puesto que puede acceder a unas condiciones muy favorables", apunta Crespo.

¿Vivienda nueva o de segunda mano?

La actividad en el sector inmobiliario sigue siendo muy positiva y engloba la compra de obra nueva y la de segunda mano. No obstante, de cara a final de año e inicios de 2022, se prevé un aumento progresivo de los precios en obra nueva. "Esto es debido a que la demanda sigue siendo superior a la oferta, hay escasez de suelo edificable y los costes de construcción se han encarecido por el aumento del precio de los suministros y materiales", señala el fundador.

En cuanto a la oferta disponible, las grandes ciudades no han paralizado las promociones inmobiliarias durante la pandemia y la demanda ha seguido siendo superior a la oferta, por ello, la mayoría de nuevas promociones se han acabado vendiendo sobre plano, incluso antes de que se inicie la propia construcción.

"No obstante, se ha observado una clara tendencia hacia la compra de vivienda fuera de las capitales de provincia, en favor a las áreas metropolitanas, hacia la búsqueda de viviendas unifamiliaries o plurifamiliares con terraza y zonas comunitaria", declara el experto.